TEATRO

Humor que sabe apostar a lo seguro

Crítica de la obra Flor nueva de antiguas risas, que va sábados y domingos en el Teatro Circular.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Visual: decorado y vestuario de Hugo Millán suman interés. Foto: Alejandro Perischetti

El público sabe que la combinación Bolani - Fontanarrosa no falla y el domingo varias personas esperan en la boletería para ver si queda algún lugar libre, pero no. La función está agotada y es lógico. Flor nueva de antiguas risas merece agotar cada función.

En una lógica similar a Fontanarrisa, espectáculo estrenado por el Circular en 1993, este nuevo título consiste en la escenificación de varios cuentos del escritor argentino en una sola obra. Así, "Horario de visita", "Reproche", "El Sordo", "Abrazarte así" y "Sueño de Barrio" son representados sucesivamente y sus personajes tienen vida de la mano de un elenco que los interpreta con frescura, gracia y toda la simpatía que tiene hasta el menos simpático de los personajes del "Negro".

Resulta curioso el interés en representar textos de Fontanarrosa. El escritor no escribía para teatro ni para que su literatura fuera representada; de hecho, en más de una ocasión dijo que no le interesaba demasiado el arte dramático. La adaptación a cargo de Bolani y Cervieri logra extraer toda la teatralidad que sin quererlo tienen las historias del Negro y cada cuento conforma una historia redonda. Los personajes, exageradamente caracterizados a través del vestuario, están todos muy bien construidos y logran una "personalidad" marcada a pesar de la brevedad de las representaciones.

Todas las representaciones son acertadas. Sin embargo hay tres momentos de la obra y algunos personajes que merecen un reconocimiento aparte. El primer cuento, "Horario de visita", abre de forma estupenda, avisándole al espectador que lo que viene a continuación promete. Tatalo (Carlos Rodríguez) va a visitar al hospital a El turco (Jorge Bolani), que está internado por una depresión; lleva consigo a dos mujeres (Paola Venditto y Leticia Cacciatori) y un vino para animar a su amigo. Escondidos de la nurse (Miriam Pellegrinetti), transforman a la sala del hospital en una fiesta.

"Abrazarte así", la historia de una señora de negocios hipócrita que le encarga a su mucama mirar la novela y después contársela, es otro de los momentos altos de la obra. En este caso, texto y representación tienen la misma fuerza y están igual de bien. La contraposición entre la señora rica de Daragnes y la mucama sometida y obediente de Venditto apoya a un texto que deja en ridículo esos roles. Una suerte de monólogo de Cacciatori en "Reproche" se lleva todos los aplausos.

El espectáculo termina con "Sueño de barrio", un estupendo cuento de Fontanarrosa y una estupenda elección para el cierre. En este cuento, un chico de barrio es juzgado e interrogado en una comisaría por haber soñado que tenía sexo con una chica ingenua. Acá todo está bien: texto, personajes, vestuario, representación. Sin embargo, el trabajo de Bolani haciendo a un comisario veterano que escribe el parte policial, merece aplausos de pie. Sobre él no hace falta decir mucho más: se nota que Bolani disfruta y hace disfrutar a su público.

Flor nueva de antiguas risas [*****]

Dirección: Jorge Bolani y Eduardo Cervieri. Elenco:Gustavo Bianch, Carlos Rodríguez, Paola Venditto, Leticia Cacciatori, Miriam Pellegrinetti, Jorge Bolani, Denise Daragnes, Emilia Palacios, Agustín Bequio, Valeria Dos Santos ,Julieta Lucena . Sala: Circular, sábados a las 21:00 y domingos a las 20:00. $300

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)