ESPACIO PATRIMONIAL

El histórico Teatro Odeón camino a reabrir sus puertas

La compañía teatral de Roberto Suárez está recuperando el edificio para inaugurar en noviembre

Teatro Odeón
Teatro Odeón, rumbo a la reapertura. Foto: Marcelo Bonjour

El histórico Teatro Odeón, en Cerrito 750 entre Ciudadela y Florida, reabrirá sus puertas hacia noviembre próximo. El edificio, que estaba en ruinas desde su incendio, el 1° de enero 1996, está siendo acondicionado para su puesta en marcha, a cargo de la compañía teatral Pequeño Teatro de Morondanga, que encabeza el reconocido actor y director Roberto Suárez.

La sala, que será inaugurada con una obra de la propia compañía, no tendrá la forma de la vieja sala, que fue sede de la Sociedad Uruguaya de Actores, y antes de la compañía Teatro de la Ciudad de Montevideo (TCM), de Taco Larreta. La zona que ocupaba el viejo escenario va camino a convertirse en una especie de jardín, mientras que el escenario (ubicado en otro lugar de la sala), será de carácter polifuncional y para un centenar de espectadores, al menos en una de sus formas.

“Nosotros veníamos ensayando en distintos lugares, pero con la necesidad de tener un lugar fijo. Y vimos en Mercado Libre que el Teatro Odeón estaba a la venta. Llamamos y nos atendió una uruguaya que hace mucho vive en Francia, casada con un francés. Aunque ahora ambos viven acá en Montevideo. Ellos son amantes del teatro, y cuando escucharon nuestra propuesta. Les explicamos que no teníamos un peso, pero sí muchas ganas de hacer renacer ese teatro. Y nos dijeron que sí. O sea que ellos son los dueños de la sala, pero nosotros nos encargaríamos de gestionarla de aquí en adelante”, contó a El País el actor Gustavo Suárez, integrante del grupo.

Así el colectivo de artistas consiguió que se retirara el cartel de “se vende”, y concretaron un comodato por varios años. Con mano de obra de los integrantes de la compañía y donaciones de materiales, el teatro fue renaciendo de las cenizas. Desde diciembre de 2017 a marzo del año siguiente se limpió el terreno, para luego proceder a la construcción de cimientos, hasta la colocación de un piso de escenario de doce metros de lado. El año pasado también se realizó el techado de la sala y su impermeabilización. El resultado es, entonces, un teatro nuevo, en el marco de un edificio antiguo, del que unas partes, principalmente la más próxima a la fachada, había permanecido en pie. Este año se procedió a apuntalamiento de la estructura del sótano, y el cerramiento de la sala y baños, y en este momento se está realizando la aislación sonora y el reacondicionamiento acústico. 

“Lo primero que hubo que hacer fue un trabajo serio de estructura. Ahí entraron los ingenieros y los arquitectos, para ver qué paredes había que tirar, y apuntalamos las que estaban en buen estado. El lugar es un baldío, que mantiene los tres pisos, donde antiguamente funcionó el Espacio Carlos Brussa, de SUA. Esas oficinas todo hacia arriba, siguen en pie. Pero el teatro en sí, estaba absolutamente abandonado: escombros, pasto, maleza. Y al fondo, lo que fue el escenario, que es un pozo. Queda parte de una estructura de hierro que todavía no sabemos bien qué fue”, cuenta Gustavo Suárez.

“Lo que hicimos fue una sala dentro del edificio. O sea que el teatro no va a reabrir tal como estaba antiguamente. El viejo escenario es ahora como un patio, donde hemos plantado árboles. Y donde era antes el hall de entrada, va a ser la nueva sala. Y avanzamos sobre donde antiguamente era el espacio de las butacas, hasta más o menos la mitad de la sala. Es un espacio muy generoso”, señala el actor, agregando que la refacción de la fachada por ahora quedará en el debe.

Para seguir adelante, se está buscando apoyo por medio de la modadlidad crowdfunding, a través de la plataforma que ayuda a creadores latinoamericanos Ideame. A través de esa vía, en dos días ya lleva recaudados unos 60 mil pesos, y todavía quedan más de 60 días para colaborar. Como contraprestación, quienes colaboren pueden recibir afiches, entradas a los espectáculos y hasta una butaca personalizada, con el nombre del donante o de un tercero, en chapa de bronce.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)