TEATRO

De ser graciosa a cantarle al amor y sus cursilerías

Peluche, la nueva propuesta musical de Laura Falero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Falero junto Gabarrot y Villa, en el unipersonal de humor Graciosa. Foto: A. Falero

Lo que empezó como una búsqueda de material para un espectáculo de humor terminó decantando en un nuevo proyecto musical para Laura Falero, comediante, comunicadora y, ahora de nuevo, cantante y pianista.

Denonimado Peluche, el nuevo proyecto de Falero se inscribe en cierta incipiente corriente en la escena musical de la ciudad: la banda u orquesta de género.

Más allá de las típicas orquestas o agrupaciones de tango que siempre existieron en una de las capitales del tango, en los últimos años surgieron grupos como Croupier Funk, La Imbailabe Orquesta o Cumbia Club, todas ellas con la recreación de un género musical como criterio principal de su propuesta artística.

Falero menciona justamente esos ejemplos, no como modelos a imitar sino como inspiración para recorrer un camino similar. En el caso de Falero, ella enfiló hacia parte de la música de México, específicamente el bolero.

"Siempre me gustó mucho la cultura mexicana, me influyó en varias cosas. Cuando empecé a armar el unipersonal Graciosa, busqué música para ambientar el espectáculo y elegí muchas cosas del trío Los Panchos y otros artistas mexicanos que hacían boleros, y en ese proceso encontré voces impresionantes, y luego también encontré otros artistas latinos, que estaban haciendo ese mismo tipo de música pero en la actualidad, artistas chilenos, cubanos, gente joven que reivindica esa música".

Para ella, hay otra conexión entre Peluche y lo que hacen otras bandas de género recientes como las ya mencionadas: la explícita intención de hacer bar. Cuando El País entrevistó Santiago Torello, integrante de La Imbailable, este destacaba como fundamental lo de una orquesta en vivo tocando para que la gente bailara.

Falero apunta hacia el mismo lugar. Para ella, hace "mucha falta" lo de pararse y bailar. "¡A ver si nos soltamos un poco!", dice Falero, aunque lo de Peluche irá más por el lado "cursi" de bailar con el novio, que con el despliegue de pasos tropicales.

Impulsos creativos.

Con esos conceptos en mente, Falero empezó a ver cómo podía plasmar esos impulsos en un formato de banda y empezó a reclutar músicos. "Recién estamos armando la banda, y vamos a empezar con algunos toques de bajo perfil. Como ensayos abiertos, por ejemplo, en distintos lugares", dice.

Con el aporte de Santiago Villar en guitarra, José María Gabarrot en contrabajo y Nicolás Leguizamón en percusión, Peluche se completa con Falero en piano, voz y ukelele.

"Santiago y José ya están tocando conmigo en Graciosa", dice la protagonista sobre los primeros pasos de su nueva propuesta, incorporada a las presentaciones que realiza en la Vieja Farmacia del Solís.

Es probable que se incorporen nuevos músicos a Peluche, dice, pero por el momento avanza a un ritmo más tranquilo y seguirá incluyendo una parte de su propuesta musical en el unipersonal cuya próxima fecha confirmada en la Vieja Farmacia Solís (en Agraciada y Santa Fe) será el 26 de agosto, con entradas a 350 pesos, que se pueden adquirir en los locales de Abitab.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados