TEATRO

"Graciela 3": Tres personajes que son el reflejo de su creadora, Nenan Pelenur

La actriz y dramaturga Nenan Pelenur habla del espectáculo "Graciela 3" que se estrenará el 20 de noviembre en Magnolio Sala

Nicolasa Manzo y Nenan Pelenur en "Graciela 3". Foto: Difusión
Nicolasa Manzo y Nenan Pelenur en "Graciela 3". Foto: Difusión

Luego de tres años de escribir, borrar y reescribir personajes, Nenan Pelenur terminó la tercera y última parte de su espectáculo Graciela, que se llama Graciela 3 y se estrenará el 20 de noviembre en Magnolio Sala. Las entradas están a la venta por Tickantel a 600 pesos.

Graciela 3 cierra el trabajo que Pelenur comenzó a mostrarle al público en 2015 (con la primera Graciela), una propuesta teatral que incluye performances, sketches, monólogos y elementos audiovisuales, y en la que desfilan personajes escritos y protagonizados por ella misma, con el humor extremo como elemento conector.

Son espectáculos que se salen de lo convencional; a Pelenur no le gusta llamarlos “obras”.

Nicolasa Manzo y Nenan Pelenur en "Graciela 3". Foto: Difusión
Nicolasa Manzo y Nenan Pelenur en "Graciela 3". Foto: Difusión

“Empecé a escribir los bocetos de Graciela 3 mientras hacía la segunda parte y sabiendo que iba a ser más profunda y sensible que las anteriores. Si bien son situaciones de humor, siempre hay mucho drama, y por eso el humor llega a límites un poco extremos, porque son temáticas superfuertes las que se tratan”, adelanta a El País.

A esta autora, directora y actriz le gusta mucho jugar con el límite entre drama y comedia, y lo ha vuelto su sello característico. En parte tiene que ver con Fernando Peña, a quien vio haciendo el espectáculo Mugre y eso se convirtió en un momento crucial de su vida. “Me gusta mucho jugar con eso, es lo más hermoso y doloroso de la escritura porque te metés en lo más íntimo de tu ser. Como soy muy sarcástica me gusta mucho el límite del drama”, dice.

Así, para hablar de los momentos dramáticos que transitan sus personajes, usa su particular estilo de hacer comedia. Para explicar Graciela 3, Pelenur dice que “no es humor chabacano, sino reflexivo. Es un humor cómplice con el otro porque deja expuesto al espectador y no sabés si reírte o no. Y eso me gusta mucho”.

Nenan Pelenur. "No es transgresor y si bien se manejan lenguajes fuertes, es como la vida, no me cuido de eso", dice. Foto: Ariel Colmegna
Nenan Pelenur habla de su nueva "Graciela" que se estrena en noviembre. Foto: Ariel Colmegna

La actriz aclara que en su espectáculo presenta temáticas fuertes que se pueden ver en la sociedad. “Claro que está llevado a un lugar que puede ser muy dramático, pero mostrado con ternura, y eso hace que veas al personaje que sabés que está en el horno, con cierto cariño. No hay villanos, pero sí hay mucha locura”.

Graciela 3 también llegará con nuevos personajes. Aquí aparecerán Hardy, una novia psicótica; Caroline, una lesbiana narcisista; y Lastri, una adicta irrecuperable. Ellas son parte de la galería de personajes al límite de esta propuesta que ahora tendrá a la exbailarina Nicolasa Manzo de coprotagonista.

“Ella me da técnicas de baile y yo le doy técnicas de teatro”, dice Pelenur, que interpretará con ella “Sea of Love” de The Honeydrippers en el número performático del show.

Lo que se mantendrá inalterable de las otras Gracielas es la introducción inicial, un audiovisual con un mix de archivo basado en VHS familiares, algunos dibujos animados y las abuelas maternas de Pelenur. “Esa mezcla tiene que ver con el origen de mi vida y entre esa vida se empiezan a entremezclar elementos que se unirán con los personajes”.

También a diferencia de otras Gracielas, en este último capítulo hay una mayor fuerza acerca de la figura de la mujer. “La mujer está muy visibilizada y bien parada”, dice, y aclara que eso no está trabajado desde el lugar del feminismo.

“Siempre compongo personajes de mujeres y están todas las características, lo mejor y peor de la mujer”.

Lo que sí ha habido es una evolución en sus personajes y su forma de escribir. Eso se puede notar incluso desde el diseño gráfico, donde la portada ya no tiene a una niña sino a dos mujeres adultas. Esa simbología de crecimiento y maduración también se refleja en la firmeza para pararse en el escenario, más firme en la autoridad como mujer, dice Pelenur.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados