Teatro para el fin de semana

García Lorca en versión uruguaya y con títeres

Padre e hija dirigen juntos y estrenan mañana en El Galpón

De visita. Adhemar y Ximena Bianchi son uruguayos, pero hace 40 años que trabajan en Argentina
 Adhemar y Ximena Bianchi son uruguayos, pero hace 40 años que trabajan en Argentina. Foto: Ariel Colmegna

Adhemar y Ximena Bianchi son padre e hija y trabajan juntos desde hace años. Son uruguayos que viven en Argentina desde 1973, “nos fuimos por razones obvias”, dice el padre, y esta es la primera vez que dirigen un espectáculo en este lado del charco. La obra que están preparando es Lorca en las trincheras de Madrid, una adaptación de Adhemar Bianchi de El retablillo de Don Cristóbal del español Federico García Lorca. Estrena mañana en El Galpón e irá los sábados a las 21.00 y los domingos a las 19.30 con entradas a 500 pesos que se pueden adquirir en la boletería o por Tickantel.

Adhemar Bianchi ya había trabajado en Uruguay asesorando proyectos, como el Programa Esquinas de la Cultura; juntos también trajeron obras del Grupo de Teatro Catalinas Sur, pero esta vez se plantearon un nuevo desafío, trabajar con elenco uruguayo. “Era un desafío pero también un placer, El Galpón me trae muchos recuerdos; hasta clavos debo haber puesto acá”, explica Adhemar, y aunque no se atreve a opinar sobre el teatro local porque ve muy poco, cuenta que para ellos ha sido todo grato como directores. Se encontraron con un elenco de jóvenes estudiantes de la Escuela de Teatro de El Galpón “muy talentosos y con mucha energía” y con un grupo de titiriteros “realmente bueno con el que pudimos completar un espectáculo con el que estamos conformes”, agrega.

Lorca en las trincheras de Madrid es una obra dentro de otra obra. Adhemar tomó el texto del dramaturgo español y, tras investigar, decidió adaptarlo recreando el contexto de Madrid en la época de la Guerra Civil Española. Por aquel entonces, había gente de la cultura que se encargaba de llevar textos de obras de teatro a los lugares sitiados, uno de esos era El retabillo de Don Cristobal, para que fueran interpretados o por actores o por los propios combatientes. Con ese marco, también incorpora las noticias de la guerra y las canciones de la revolución española.

El grupo de 30 personas que formaron en El Galpón está armado con actores y titiriteros. Es que el Lorca “juguetón, el de los títeres” es el que les gusta más a ambos. Para Ximena es acercarse al “arraigo popular de Lorca”. Además los títeres permiten jugar “desde diferentes puntas, son diferentes recursos que pegan y comunican con el espectador de diferentes lugares”, agrega la directora.

Esa búsqueda de un teatro popular, que permita a distintos públicos hacer sus propias lecturas y poder disfrutar de un mismo espectáculo, viene de la trayectoria de esta familia por el teatro comunitario con el que empezaron a trabajar en los años 80 en el barrio La Boca de Buenos Aires, cuando Adhemar creó el grupo Catalinas Sur.

Ahí trabajan con talleres de títeres, teatro y orquesta para formar amateurs, vecinos del barrio, que en su tiempo libre quieren actuar. “Nosotros siempre decimos que somos amateurs en el buen sentido de la palabra, porque amamos lo que hacemos, pero la calidad de nuestros espectáculos tiene nivel profesional”, aclara Ximena y la prueba está en que se han llevado más de 15 premios -el de Teatros del Mundo de la Universidad de Buenos Aires, por ejemplo - compitiendo con el teatro independiente y el comercial de Argentina.

Con su experiencia y con las ganas de mostrar a sus compatriotas su nuevo proyecto, Adhemar y Ximena Bianchi se preparan para su primer estreno como directores en un escenario uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)