estreno

El Galpón a ritmo de rock and roll

Este miércoles se estrena Despertar de primavera, un musical en clave juvenil

Despertar de primavera
Despertar de primavera. Foto: Guillermo de Armas

El año pasado, El violinista en el tejado fue un éxito de público en la sala mayor de El Galpón, en funciones a mitad de semana que colmaron la sala. Buscando capitalizar y potenciar ese éxito de taquilla y ese circuito del público, este miércoles se estrena Despertar de primavera, que en principio quedará en cartel hasta fines de octubre. Sin embargo, también se trata de una apuesta a ir a más, dado que mientras el musical del año pasado era un clásico del género, el que se estrena este miércoles es menos conocido por el gran público y recorre un registro musical bien novedoso.

La base del argumento se basa en la famosa obra homónima escrita por el dramaturgo alemán Frank Wedekind en 1891, texto que significó un sacudón para la época, dado que trata de un grupo de adolescentes de un pequeño pueblo, que se enfrenta a algunas de las grandes preguntas que marcan la adolescencia: el sexo, los misterios de la pubertad, y también el suicidio. Pero el objetivo del director del espectáculo, Avo Pérez, es esquivar el bajón y que el show plantee estos temas desde una música y una coreografía potentes, con cuadros musicales llenos de vitalidad escénicas.

Para eso cuenta con la dirección musical de Agustín Amuedo, la coreografías Inés Dantes, y un numeroso elenco juvenil, encabezado por dos actores de experiencia y trayectoria: Rogelio Gracia y Filomena Gentile. De hecho, Pérez contó a El País que el casting que se hizo para armar el elenco fue tan bueno que, cosa infrecuente, sumó personajes para que más artistas pudieran lucirse en el escenario y multiplicar la fuerza del espectáculo. El resultado se verá este miércoles, y quedará los miércoles y jueves a las 20.30. Entradas en Tickantel, desde $ 700 a $ 1100.

Avo Pérez tiene una carrera de numerosos títulos musicales, aportando su gusto por los temas juveniles, con varios éxitos en el musical infantil. En ese sentido, esta nueva apuesta, si bien es para todo público, busca también captar a un público joven, tanto por la temática como por la estética.

“La energía de este musical es que a través del rock suaviza muchísimo en tema de la tragedia”, adelanta Pérez, quien se sintió muy estimulado por la versión porteña de este título, aunque decidió realizar una adaptación propia, aunque partiendo siempre de la música del prestigioso compositor estadounidense Duncan Sheik.

“En los cuadros musicales, en lugar de continuar la escena cantando, como pasa en los musicales convencionales, acá se rompe la cuarta pared, y se convierte en una especie de recital de rock”, explica el artista, que cuenta con una banda en vivo de siete músicos, que son incorporados a la estética del musical.

El director señala que más allá de la belleza de las melodías, la obra trata de temas de fondo de enorme actualidad. “El tema es el descubrimiento del cuerpo y la sexualidad en el adolescente, pero también lo que el adulto comunica sobre esos asuntos, y lo que reprime, incluso por cuidar a ese chico. Y junto a la desinformación, la búsqueda de aceptación, otro tema clave”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)