en ensayo

El feminismo que cobra nueva forma

Marcelo Díaz busca renovar una pieza teatral clásica, Casa de muñecas

Marcelo Diaz
Marcelo Díaz llega a El Galpon. Foto: Michaela Oswald

El Galpón cumple el año próximo 70 años y apostará a ofrecer una programación aniversario llena de sorpresas. La gran compañía de teatro independiente de la Av. 18 de Julio abrirá muy temprano su próxima temporada: para el viernes 5 de enero prepara el estreno de Casa de muñecas, de Henrik Ibsen, bajo dirección del artista argentino Marcelo Díaz, título que irá sábados y domingos en Sala Atahualpa. 

Considerada una de las primeras obras feministas de la escena mundial, Díaz propone ubicar este drama social familiar en el mundo contemporáneo. “Creo que la pieza se suma desde el hecho teatral, pero sin tomar partido, al debate actual sobre el papel de la mujer en la sociedad y el movimiento feminista. Cuando Nora, la protagonista, toma consciencia que aquella relación está viciada, pone punto final al acoso que sufre día a día por su marido y del que ella había sido cómplice hasta ahora”, señaló a El País el director, quien está trabajando con los actores Estefanía Acosta, Pablo Robles, Camila Cayota. Marcos Zarzaj y Massimo Tenuta.

“Esta obra produjo un gran revuelo en el siglo XIX y en el XX también. En la España de Franco se la permitía representar, siempre y cuando al final Nora volviera. En decir, la sociedad patriarcal no puede tolerar todavía en el mundo occidental que una mujer abandone su hogar. Si lo hace un hombre está más aceptado. Ni hablar de los países musulmanes”, analiza Díaz. 

En mi puesta en escena me interesa sobre todo analizar cómo se van creando relaciones de poder dentro de la pareja cuando la desigualdad en sus aportes económicos son grandes. Me interesa investigar sobre la comunicación en las relaciones amorosas. Cómo, cuando se ha instaurado la mentira, es muy difícil volver atrás”, puntualiza el director, cuyo equipo lo completan el escenógrafo Santiago Espasandín, las vestuaristas Valentina Gatti y Magdalena Millán, y la iluminadora Sofía Epíscopo. La música será interpretación en escena por Nadina Mauri.

“Una música en escena acompaña los sucesos con una guitarra eléctrica y canto, y eso es una parte sustancial de la puesta en escena. Me interesa una interpretación muy natural, pero dentro de una puesta en escena muy teatral. Por eso he optado por una escenografía no naturalista, que representa una cocina, el ámbito donde se relega a la mujer. Pero las entradas y salidas de los personajes son muy teatrales. Son siluetas que entran lentamente como una amenaza o muchas veces son apariciones desde los armarios de la cocina. Nora se siente permanentemente intimidada por parte de los hombres, que hasta le revuelven o salan la sopa que ella está cocinando”, adelante el director sobre el montaje. 

Además, El Galpón prepara para estrenar el sábado 19 de enero El padre, de Florian Zeller, dirigido por Héctor Guido. Farsa trágica sobre un hombre viejo y enfermo, que pierde la memoria, la obra propone que el público acompañe la mente de ese ser que ha perdido las coordenadas, y así, durante un poco más de una hora, compartir esa impotencia y la perplejidad, intentando entender cómo se unen las piezas del puzzle.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)