Un prometedor montaje se estrenará este jueves

"Fedra", entre la instalación y el concierto de rock

Me interesa trabajar sobre los arquetipos y moldes griegos y ver qué lugar ocupan en nuestra cultura actual. Parte de mi trabajo teatral tiene que ver con la actualización contemporánea de los clásicos", empieza diciendo Juan Sebastián Peralta, de quien este jueves se verá Fedra, en la Sala Zavala Muniz.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mariana Lobo encarnará a varios personajes. Foto: D.Borrelli.

El espectáculo, protagonizado por Mariana Lobo y Lucas Barreiro, permanecerá en cartel hasta el domingo 6 de setiembre.

"Escribí la obra en 2013, durante mi residencia en la Cité Internationale des Arts en París, luego de recibir el Premio Moliére de la Embajada de Francia. Pero la génesis es muy anterior, cuando en el año 2006 supe por la prensa del asesinato de Nora Dalmasso, empecé a guardar material, y a investigar porque tenía la intuición de que el algún momento iba a producir algo a partir de eso", explicó el joven dramaturgo y director uruguayo, en referencia al caso que ocupó a la crónica roja argentina.

"Años después la figura de Fedra me empezó a rondar tanto a partir de la versión de Racine, como también de El Hipólito, de Eurípides. El hecho de que un deseo pueda ser tan intenso que lleve a romper todas las barreras sociales, a ir contra el tabú más primitivo. Un deseo absoluto y prohibido, destructor de la propia existencia: el incesto. Realidad presente aún en nuestros días, hasta hoy siguen apareciendo noticias de relaciones incestuosas, situaciones de abuso sexual, a veces mucho más cercanas de lo que imaginamos", agrega.

Peralta es un artista con sólida formación humanística. Actor egresado de la Escuela Multidisciplinaria de Arte Dramático y a la vez profesor de filosofía egresado del IPA, es magister en Teoría e Historia del Teatro de la Facultad de Humanidades. De ahí que su teatro busque abordar cuestiones de género e identidad, a través de trabajar la exploración de nuevos lenguajes dramatúrgicos y poéticos.

"El montaje —adelanta el artista— tiene varias características particulares: si tuviera que definirlo diría que es una intersección entre concierto de rock, obra de teatro e instalación. Concierto, ya que el papel del coro estará interpretado en escena por la banda de rock Tráfico. Ellos —Bruno Boselli, Ignacio Gutiérrez, Diego Macadar y Gastón Otero— han compuesto especialmente la música para la obra y además juegan escénicamente el papel del coro. Me interesaba recuperar el aspecto sonoro de una tragedia griega pero desde nuestra sensibilidad musical contemporánea".

"Otra novedad de la puesta tiene que ver con el hecho de que dos actores jueguen todos los personajes. Los roles femeninos a cargo de Mariana Lobo, actriz talentosa y de vasta experiencia que aporta una contundencia escénica y una calidad de interpretación excelente, y los masculinos jugados por Lucas Barreiro, actor joven que está desarrollando su carrera entre Montevideo y Buenos Aires y que desarrolla un trabajo sólido, preciso y de calidad. Para mí ambos son un descubrimiento, ya que nunca habíamos trabajado juntos, y estoy disfrutando mucho del proceso de creación con ellos. Y hablo de instalación porque puedo decir que la escenografía que ha creado Gustavo Petkoff es un personaje más".

Una seguidilla de funciones.

"El hecho de que sean 11 funciones seguidas es que debido al dispositivo escenográfico, tenemos que usar la Sala Zavala Muniz en exclusividad: no puede haber otro espectáculo allí al mismo tiempo", explica Peralta. Con un trabajo de iluminación de Martín Rodríguez, y vestuario a cargo de Mauricio Pera, el espectáculo irá, luego del estreno, todos los días a las 21 horas, salvo los domingos, que es a las 19.30 horas. Entradas, $ 330.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados