ENTREVISTA

Favio Posca: "En este show arranco con capa y abajo bikini: tanga y corpiño"

Este viernes el actor argentino llega a La Trastienda por dos funciones y con nuevo show: Faking Posca

Favio Posca
Favio Posca, con su sello inconfundible. Foto: Difusión

El actor Favio Posca vuelve a Montevideo, con nuevo show, para desplegar desde el escenario de La Trastienda, su estilo inconfundible, original, transgresor. Faking Posca estará este viernes y sábado a las 21.00. Entradas en Abitab, desde $ 700 a $ 1700.

-Vos acá en Montevideo empezaste presentándote en salas de teatro y luego pasaste a hacerlo más en ambiente de boliche, con barra y tragos...

-Cierto, yo en Montevideo hace más de 20 años que me presento. Y durante un tiempo lo hice en salas con butacas, y me iba bien, pero no llegaba a completar nunca. Y había muchos espectadores que se quejaban, porque por ahí iban pensando que iban a ver otro tipo de espectáculo. Me veían de la televisión y no sabían bien qué era lo que yo hacía en escena. Y se iban un poco ofendidos. Eso me pasaba. Y el problema era que tenía los productores equivocados. Cuando tomé contacto con la gente de La Trastienda, cambió como del día a la noche. Enganché con la producción que va más con el tipo de show que yo hago, que tiene que ver con el rock y con la gente joven, que tiene data.

-¿Vos te acordás que la primera vez que te presentaste en Montevideo fuiste censurado?

-Esas son cosas que jamás se olvidan. Creo que nunca me pasó algo tan feo, ser tan literalmente censurado. Yo iba a hacer cuatro fechas, y terminé haciendo una sola, la del día del estreno. Porque se pudrió todo, y me tuve que volver a Argentina. Fue algo reloco, que no me había pasado nunca: me prohibieron seguir haciendo funciones. Hubo un no gigante, y me tuve que ir. Por suerte se produjo un lío bastante importante, y pude volver al mes siguiente, obviamente a otro teatro. Y después he ido tantas veces, y me ha ido tan bien, que si bien esas cosas no se olvidan, luego pesó mucho más el amor de los uruguayos. La cosa se revirtió: la potencia de la gente joven siempre estuvo de mi lado.

Favio Posca
Favio Posca, un gran creador escénico que llega con nuevo show. Foto: Difusión

-Y ahora volvés con show nuevo.

-Sí, es un nuevo espectáculo que voy a estrenar en Uruguay, y recién después lo voy a hacer en Buenos Aires. Si bien la puesta lumínica y de visuales va a ser diferente, en esencia es Faking Posca, y tiene todo lo que implica un show nuevo, en escenografía, vestuario, música. Es muy arriba, muy divertido, con personajes que la gente quiere ver, como Pitito y Astroboy, pero lógicamente con otras sagas de delirios. Y también abro unas puertas nuevas, porque yo también necesito esa adrenalina que te da hacer cosas nuevas. Aunque no me puedo disparar a lugares que la gente se pregunte qué estoy haciendo. Tengo 30 años haciendo espectáculos y he aprendido a respetar lo que el público espera de uno.

-Hoy hay muchísimo stand up, y lo tuyo no es eso, aunque es unipersonal.

-Sí, en estos 30 años han entrado al mundo del espectáculo muchos artistas de stand up y de otros formatos similares. Siempre lo he respetado y el stand up llega a mucho público. La diferencia básica entre un estandapero y yo, primero tiene que ver con la producción. Yo sigo apostando a grandes producciones. Y también el poder de composición actoral. Yo nunca aparezco en escena como Favio contando algo. La gente eso lo sabe: cuando viene a ver a Posca viene a ver algo completamente diferente.

Favio Posca
Posca, desde hace más de dos décadas presente en los escenarios montevideanos. Foto: Difusión

-Vos hablás mucho de sexo en escena pero nunca necesitás ni desabrocharte un botón de la camisa para movilizar al público.

-Es cierto, la gente está acostumbrada a verme de traje. Aunque un representante que tuve me decía que no podía creer como yo casi ni transpiraba. Pero eso es ilusión: me transpiro todo. Incluso se me mojan los micrófonos, que a veces no andan por la transpiración. Lo que pasa es que no se nota tanto por esa magia que tiene el teatro. Pero en esta nueva producción esa es una de las puertas que abro: arranco con una capa que me hizo Bandoleiro, que es un artista de Buenos Aires que hace elementos de vestuario en general para fuera de escena. Son piezas únicas, que él pinta. Y yo le pedí una capa que tiene una carroza brasilera, que tiene algo de antigua capa de rey. Y el show arranca con esa capa, y abajo bikini. Tanga y corpiño. Así que agárrense, porque arranco desnudo, porque después la bikini me la saco.

-Ya en tus primeros espectáculos siempre trabajaste con personajes homosexuales que estaban fuera de los estereotipos.

-Sí, yo he hecho muchos personajes homosexuales, y siempre busqué laburar la verdad de la persona. Yo odio los clichés. Lo que en el caso del homosexual sería la forma maricona de hablar. Y en realidad, un homosexual puede ser mucho más varonil que un heterosexual. Y yo lo llevo al escenario desde ese lugar. Nunca laburo mis personajes desde un lugar prejuicioso. O riéndome de él, o poniéndome en la vereda de enfrente. Cuando yo compongo un personaje, soy lo que compongo. Porque la locura la trato a fondo, las adicciones también. Y así con los distintos temas que toco. Por eso a veces causa un poco de rechazo.

Favio Posca
Posca, un creador escénico de primer nivel. Foto: Difusión
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)