OBITUARIO

Falleció Jorge Curi, una figura de primer nivel del teatro uruguayo

Sus restos serán velados mañana en Martinelli, y luego el cortejo se dirigirá desde las 13.45 a Cementerio del Norte

Jorge Curi
Jorge Curi, un hombre que marcó la escena local. Foto: El País

Jorge Curi, una de las grandes figuras del teatro uruguayo, falleció a los 88 años de edad. Sus restos serán velados en la Empresa Martinelli (Canelones y Barrios Amorín), desde las 8.00 a las 13.45, y el cortejo fúnebre se dirigirá a Cementerio del Norte.

Arquitecto, director y dramaturgo, su actividad teatral marcó una huella en el teatro uruguayo, tanto a nivel de gestión como del hecho escénico en sí. A nivel de gestión, uno de sus trabajos más relevantes fue la reapertura del Teatro Victoria, hacia 1998, que él llevó adelante, sacando a la sala del abandono para convertirla en un espacio escénico en actividad.
De su larga trayectoria como hombre de teatro, su trabajo de más resonancia fue “El herrero y la muete”, en Teatro Circular, obra que estrenada en 1981, es considerada un sutil teatro político de resistencia. Si bien Curi tuvo una extensa carrera como actor y luego como director teatral, que arrancó en 1960 en El Galpón con una obra de Brecht, fue en los años 70 y 80, en filas de Circular, donde marcó más fuerte a la comunidad teatral, con trabajos (algunos de ellos junto a Mercedes Rein) que fueron tan logrados estéticamente como significativos desde el punto de vista social. De su fecunda actividad de ese período cabe recordar Esperando la carroza (1974), Decir adiós (1979), y sobre todo Doña Ramona (1982), otro de sus montajes que marcó época.

Jorge Curi
Jorge Curi, adiós a un grande del teatro uruguayo. Foto: Difusión

Su condición de arquitecto se reflejó en su sentido estético y su equilibrio para el montaje, labor que le valió que en 2009 la Asociación de Críticos Teatrales le otorgara el premio Cyro Scoseria por la trayectoria, la mayor distinción que asigna el teatro local. Como actor trabajó en obra relevantes, como Las brujas de Salem, de Arthur Miller, Las tres hermanas de Chejov, Mariana Pineda, de Lorca, La ópera de dos centavos, Terrores y miserias del III Reich, La resistible asensión de Arturo Ui, entre otros títulos.

También profesor de matemáticas, fue un intelectual de la escena local, siendo uno de los primeros creadores en trabajar creativamente la adaptación de textos a escena. Otros de sus trabajos reconocidos fueron las puestas en escena de recitales y espectáculos musicales, en los que participaban figuras de la talla de Dahd Sfeir, Daniel Viglietti y Los Olimareños, además de las puestas en escena de óperas. Otro título emblemático de su producción fue la escenificación de Operación masacre, de Rodolfo Walsh, también en el Circular, obra montada en el difícil año 1973.

En entrevista con El País, había declarado en 2009: “Operación masacre fue de las más directas que hice: se refería a una situación en Argentina, y nadie creía que yo la programé antes que se diera el golpe de Estado acá en Uruguay, que se dio cuando la estábamos por estrenar. Y la obra funcionaba, picaba un poco en los oídos todo lo que se escuchaba en escena”.

Pero más allá del peso político de su trabajo escénico, Curi siempre rescató la esencia de lo humano. “El teatro nunca se puede perder de vista al hombre, como esencia de los conflictos que se presantan en el escenario”, había declarado también en aquella nota.

A la hora de evaluar el legado de su generación, había dicho entonces, entre otros conceptos: “Nosotros nos vamos a ir del ruedo, no solamente dejando un recuerdo de crónicas y fotografías, sino dejando lugares de acción: El Galpón con sus tres salas, espero que el Teatro Victoria, el Circular, el Stella”. Desde esa frase, dejaba ver su doble preocupación de hombre de teatro y de arquitecto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)