STAND UP

Ezequiel Campa con su humor negro y políticamente incorrecto vuelve a Montevideo

El comediante se presenta mañana en Sala Camacuá con su nuevo show: "Cheto y choto"

Ezequiel Campa, se presenta mañana en Sala Samacuá con su nuevo show. Foto: Difusión
Ezequiel Campa, se presenta mañana en Sala Camacuá con su nuevo show. Foto: Difusión

Con más de 15 años haciendo stand up, Ezequiel Campa es uno de los nombres más conocidos del ambiente de comediantes argentinos que vienen seguido a nuestro país.

Mañana se presenta, a las 21.30 en Sala Camacuá (entradas a la venta por Tickantel a 750 pesos) con su nuevo espectáculo: Cheto y choto, donde su estilo de humor: negro, sarcástico, políticamente incorrecto y provocador estará presente. “Ese es el humor que me sale, pero no me gusta definirme, porque es ponerse límites”, dice. Entonces “trato de no hacerlo para trabajar con libertad”, agrega.

Ezequiel Campa: "Los shows de un comediante representan el momento en el que está el comediante". Foto: Difusión
Ezequiel Campa: "Los shows de un comediante representan el momento en el que está el comediante". Foto: Difusión

Ese humor sin definir le permite tener libertad para hablar de cualquier tema, manteniendo el factor sorpresa que busca en el espectador, y que para Campa es esencial.

Por eso, a Campa le gusta definir sus shows como si fueran los discos de una banda. “Una canción puede hablar del amor, otra del rock, otra de un auto; y por eso me parece que los discos de una banda y los shows de un comediante, más que una cosa temática, representan el momento en el que está el comediante”, dice.

Así, entra en juego la edad, vivencias personales, o lo que sucede en el mundo (aunque no le gusta hacer humor político: “cuando un comediante o humorista se pone político, se pierde la sorpresa”, dice). “En mi caso hablo de todo, que tengo 43 años y no tengo hijos, hablo de mi mamá, hablo de dogas, aborto, un montón de cosas, pero no es un show temático. Es una visión del momento en el que está el comediante. Esa es la manera que me sale, ojalá pudiera elegir qué quiero hacer. Hay cosas que me salen y otras que no”, dice.

A diferencia de otros comediantes que empezaron a hacer comedia y luego pasaron a la televisión, el camino de Campa fue a la inversa. Y luego de trabajar durante muchos años como actor (en producciones como Lalola, Todos contra Juan o Guapas), se dedicó de lleno a la comedia, “y con los años el comediante le fue ganando al actor”. Igual todavía sigue haciendo televisión y en poco tiempo estrena una nueva obra de teatro en Buenos Aires.

Ezequiel Campa. Foto: Difusión
Ezequiel Campa: "No sé qué voy a estar haciendo en unos años, tal vez termine tocando piano y haciendo striptease, es lo que se viene". Foto: Difusión

Si bien stand up es distinto a trabajar en cine o televisión, su carrera como actor lo ayudó a superar el miedo escénico que suelen tener los comediantes en sus primeros tiempos. Así, hoy no se considera un actor o un comediante, sino “alguien que va haciendo cosas, y esas cosas van variando. No sé qué voy a estar haciendo en unos años, tal vez termine tocando piano y haciendo striptease, es lo que se viene”, dice.

En el humor hay varios estilos, están los que se mantienen apegados al libreto, los que encuentran situaciones en el público para disparar temas, y los que hacen show de improvisación.

Campa dice que es de los que tienen todo escrito, “pero estoy abierto a lo que suceda, porque el género es así”. Claro que hay veces que la reacción del público puede llevar a cambiar los planes, como lo que le pasó en su última visita a Montevideo, cuando una pesona del público se paró, lo insultó y salió gritando de la sala.

—¿Qué pasó?

—Se enojó porque dije que había curas pedófilos, y se sintió mal, se paró y me empezó a insultar. Y fue divertido porque no tuve que decir nada, fue el público el que saltó. Pero bueno, son cosas que pasan y hay gente que todavía vive con eso en la cabeza. Hay gente estúpida que no se da cuenta que lo que uno hace es un show y que no hay nada en juego. No es que le vaya a cambiar la vida a nadie, pero bueno.

—¿Imaginabas que tu madre iba a convertirse en una sensación de las redes sociales?

—No, al contrario. Con mi vieja pasó una cosa loca, ella es como la ves en los videos, fue así toda la vida. Y durante mucho tiempo me sentía incómodo, porque la ves en videos que además están editados, pero yo me la tuve que fumar sin edición desde que soy chico. Un día la estaba filmando y me dije, voy a subir el video. A la gente le empezó a resultar tierna y sin filtro, y de alguna manera empezó a ser de todo el mundo. Y estuvo buenísimo porque por un lado me reconectó con ella, y por otro lado me permitió ver que hay un montón de gente que tiene padres así.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)