TEATRO

Las estrategias teatrales de un autor protagonista

Sobre "Una obra en construcción", el espectáculo de Hernán Casciari.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Todo el elenco de este espectáculo está formado por familiares de Casciari. Foto: D. Borrelli

Hernán Casciari avisa, después de que sus sobrinos hacen un set de rock argentino, que esto no es una obra de teatro sino un ensayo, que nadie se sabe la letra y que no esperen que haya ritmo. Todo mentira.

El escritor tiene —lo sabe— el timing de un experimentado comediante de stand up pero con un plus que es el de haber vivido de primera mano lo que está contando. Sí, su madre Chichita no entra siempre a tiempo en el diálogo; sí, la participación de su hermana parece caprichosa. Pero no importa: son funcionales al protagonista —como la música de Astor Piazzolla, como los sillones, la máquina de escribir— y sirven para darle sustento a todo lo que está contando, para que esto que el espectador ve no sea otro monólogo.

Y son parte de una estrategia inteligente, porque mientras los escritores se enfrentan al eterno dilema de escribir sobre su familia, Casciari transforma sus textos en una experiencia teatral con su propia familia en escena. Habla de sus años como consumidor de cocaina, de su primer contacto con la pornografía, de cómo su madre odiaba a sus primos porque le quitaban protagonismo o de cómo le pegaba cuando metía la pata. Es una situación graciosa y más que efectiva con el público, pero además valiente.

La obra (mezcla interesante de tragicomedia con improvisación y música en vivo), además, tiene el ritmo que le pone Casciari cuando hace de sus viejas penas las risas de ahora, llega hasta la cima y ahí da el golpe bajo: repara en aquellas dos cuadras caminadas de la mano con su padre, en aquella mueca tonta para que no le miraran un cuerpo que no le gustaba, en aquel placer silencioso de saber que alguien lo leía. Y esa dinámica siempre funciona.

Pero lo que en realidad hace este experimento y ahí está su mayor logro, es llenar el vacío del único familiar que no está en escena: el de su padre, Roberto Casciari, quien falleció en 2008 y atraviesa desde la primera a la última historia. El espectador termina sintiendo que lo conoció a Roberto, que hubiese querido ver un partido de fútbol con él, verlo trabajar, y ahí está la verdadera construcción. La construcción de una historia que no tiene nada del otro mundo, reconoce su autor, pero que igual puede ser mágica.

Una obra en construcción [****]

Autor: Hernán Casciari. Dirección: Hernán Casciari. Elenco: Hernán Casciari, Chichita Carabajal de Casciari (madre), Florencia Casciari (hermana), Pablo Sánchez (cuñado y amigo), Juan Carabajal, Pedro Carabajal y Ana Carabajal (primos, músicos); Manuela Sánchez y Tomás Sánchez. Dónde: La Trastienda. Cuándo: Viernes 27 de enero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados