TEATRO

Estela Medina en la piel de su maestra La Xirgu

La actriz ante un nuevo desafío: “Sólo una actriz de teatro”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Levón dirige Medina en una unipersonal que estrena en España. Foto: Difusión

La reconocida actriz Estela Medina se prepara para dar vida a un rol que es para ella mucho más que un personaje teatral más. Es que la gran trágica uruguaya va camino a ponerse en la piel de Margarita Xirgu, la legendaria actriz catalana, de la que además fue su discípula dilecta. El jueves 9 de marzo será el estreno mundial de este espectáculo, que escribió Gabriel Calderón y dirigirá Levón. Sólo una actriz de teatro se presentará al público por primera vez en España, en la Feria de San Sebastián, y en abril llegará a Montevideo, para hacer temporada en la Sala Balzo, del Auditorio Nacional Adela Reta.

Calderón, fiel a su estilo de escritura con fuerte acento en lo metateatral, concibió este unipersonal como un juego de distintos niveles de ficción: Medina se prepara para dar una conferencia en España sobre Xirgu, su maestra de teatro. Pero mientras el público espera, aparece una servidora de escena que, de a poco, irá iluminando el camino de un viaje a la memoria. Para enriquecer el entorno visual, se contó con el vestuario de Soledad Capurro y las luces y la ambientación de Claudia Sánchez, a lo que se suma la música de Fernando Condón.

No es la primera vez que Xirgu cobra vida escénica en la ficción. En 1979 en el Teatro del Centro Carlos E. Scheck, Estela Castro estrenó Retrato de señora con espejo, de Pedro Corradi, espectáculo que cosechó múltiples premios y viajó a Argentina, Paraguay, Canadá e Israel, entre otros países. También se presentó en el Festival Latino de Nueva York, en agosto de 1986, y ante el público español, en Barcelona y Madrid. Por lo tanto, el paralelo entre pasado y presente es evidente.

"Estamos trabajando con Estela este texto de Gabriel Calderón, sobre Margarita Xirgu: aquel espectáculo sobre texto de Corradi, que estrenó Estela Castro, estuvo muy bien, pero esto es otra cosa. La obra va por otros lugares. El de Corradi era un juego histriónico diferente, porque había varios personajes. Esto está centrado en ellas dos: Xirgu y Estela Medina", contó a El País Levón, destacado actor y director de la Comedia Nacional, quien ha trabajado repetidas veces en fructífera dupla con Medina.

"Yo no la conocí a Xirgu, la conocí indirectamente a través de algunos compañeros o mis profesores, por todo lo que la nombraban. Y ella determinó muchísimas cosas: una forma de ser, muchos elementos que fueron fundamentales. También hay que pensar que era una época. Pero creo que lo interesante es mantener el secreto de esa actriz, que para nosotros tiene algo como mítico. Por otro lado, a mí no me gusta imitar, pero me acuerdo que se hacían imitaciones de la particular forma de decir de Xirgu, una mujer que, además, tenía un solo pulmón", explica Levón con su proverbial precisión.

El director explica que esta evocación escénica de la actriz española exiliada en Uruguay tiene diversas fuentes, que van desde registros cinematográficos hasta la memoria de la propia Medina. "Está la película Bodas de sangre, que ella misma detestaba. No obstante hay alguna escena que es formidable, como una clase: cuando ella recoge la sangre de su hijo. Por otro lado, fue una mujer comprometida con el teatro, con la vida. Ella tenía ideas muy definidas. No en vano Mariana Pineda fue escrita para ella".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados