Entrevista

Esteban Menis: "Eléctrica es nuestra banda de rock and roll y un lugar de encuentro"

El comediante argentino viene con su exitosa serie web en versión teatral a la Sala Camacuá el miércoles 23

Esteban Menis
Esteban Menis

Eléctrica, la serie web que fue un furor en YouTube hace unos años ahora estará en formato teatral el miércoles 23 a las 20.00 en Sala Camacuá. Allí Menis, Iair Said y Paula Grinszpan harán un “capítulo inédito” de ese gracioso mundo de publicistas. Entradas en Tickantel.

—¿No te parece increíble que hayan pasado cinco o seis años desde que salieron los episodios de Eléctrica por UN3, el canal de la Universidad Tres de Febrero?

—O más. Sumale que la rodé un año antes. Sí, Eléctrica tiene la edad de mi hijo y Santiago acaba de cumplir siete.

—¿En qué estabas en esa época? O mejor dicho, ¿de dónde saliste?

—En esa época, hacía contenidos pero todavía más autogestionados. Hacía un ciclo de comedia que se llamaba Lloro de felicidad que le iba muy bien pero no estaba brandeado y no le sacaba rédito económico. Vivía de cosas de audiovisual que me contrataban para hacer a partir de ese ciclo. Eléctrica fue el primer contrato grande que firmé para un contenido propio. Y ahí arrancó la historia.

—¿Y cómo recordás aquellos rodajes?

—Y yo tenía más pelo (se ríe). Con mucha alegría. Me acuerdo cuando subí a Facebook (ya no uso más Facebook) que había firmado un contrato. Estaba re-feliz. La primera temporada de Eléctrica fue pura alegría. La escribí con un amigo, Sebastian Rotstein, pero lo produje, lo protagonicé y lo dirigí y salió un laburo muy redondo: fueron nueve capítulos de 12 minutos cada uno, filmados en cuatro semanas de lunes a viernes y cada episodio tenía un exterior permitido. Era como una cosita muy bien armadita hecha con mucha alegría y mucha responsabilidad. Ese es mi recuerdo.

—Eléctrica fue parte de un momento muy fermental en UN3.

—Era una muy buena época y a mi me da mucha pena cómo se cortó eso. Por distintas circunstancias ya sea el propio desarrollo de los contenidos, el branding que fue tomando UN3. Siento que arrancó con mucha fuerza y aunque me hubiera gustado que continúe, no se dio por el país o por las políticas. Es muy complejo. Un día, hay, el otro día no hay.

—Hoy desarrollás muchos productos a través de las redes sociales. ¿Hay un humor especial en ese tipo de plataformas?

—Aprendí hace tiempo que como hago cosas de distintos lados hay gente que me conoce por Eléctrica y hay gente que no tiene idea qué es Eléctrica y me conoce por el podcast que estamos haciendo ahora, Humanos, y me dicen “¡tenías una serie!”. Eso es muy gracioso porque uno piensa que su punto de referencia es una serie a la que le fue tan bien. En Instagram se puede hacer de todo, es el canal de cada uno. Yo lo uso como Linkedin y, de hecho, me ha dado trabajo pero sí es una época muy compleja por esto del algoritmo. Hay 10 millones de personas haciendo cosas y por ahí alguien que hace una cagada que a vos no te gusta, se ve muchísimo. Es difícil saber qué es lo que está bien o lo que está mal en internet porque todo el tiempo hay contenidos.

Ver esta publicación en Instagram

La calle, los humanos, la vida: MATE / capítulo 14

Una publicación compartida de Esteban Menis (@estebanmenis) el

—Me refería a que si vos ves que el tipo de público es distinto en las redes. Y si las cosas que, por ejemplo, hacías en Eléctrica, funcionarían hoy en esas nuevas plataformas.

—Justo Eléctrica, la obra que vamos a presentar en Montevideo, se hace cargo de ese paso del tiempo y recoge temas como el machismo y el maltrato laboral. Esas cosas ya estaban en la serie hace años pero hoy -aunque desde el lugar de reivindicación de la mujer, del “ni una menos”- todo lo tomamos para reirnos de eso desde la mirada de Eléctrica. O sea está un tipo más machista, un jefe tirano y el trato a la secretaria y cómo eso en un momento se da vuelta. Eso está buenísimo. No creo que hayamos hecho algo que hoy no se pueda hacer.

—Eléctrica fue, además, un semillero de carreras. La tuya, la de Iair Said, la de Paula Grinszpan. ¿Te sentís parte de una generación?

—Eléctrica es nuestra banda de rock and roll, donde nos potenciamos. Es un lugar de encuentro en el que hacemos algo que nos gusta. Además tiene el apoyo de un montón de gente que, tipo Los Simpson, se sabe los diálogos de memoria. Cada uno tiene su camino pero cuando nos convoca el proyecto Eléctrica nos juntamos. Iair hizo una película (Flora no es un canto a la vida) que hace nueve meses que está en el Malba y Paula es cada vez más reconocida en el ambiente teatral y claramente es lo mejor de Eléctrica.

—¿Y cómo es esta traslación al teatro que se va a ver en Sala Camacuá?

—La obra sería como un capítulo nuevo y más apocalíptico y está pensada para aquel que nunca vio la serie pueda entender todo. Y el que viene a vernos, capaz que termina viendo toda la serie. Era, básicamente, hacer un juego teatral con las reglas del teatro.

—¿Conociste muchos Jonathan Mayer, tu personaje en la serie y en la obra?

—Sí, me inspiré en algunos productores de publicidad de principio de los 2000 acá en Buenos Aires. Unos personajes siniestros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)