teatro porteño

Estalla Corrientes en verano, desde la risa al drama

Tres opciones para un fin de semana en Buenos Aires: desde Adrián Suar y Julio Chávez hasta Cecilia Roth

Entonces la noche
Entonces la noche, con Dolores Fonzi y Cecilia Roth. Foto: Alejandra López

Basta una escapada por un fin de semana a Buenos Aires, en pleno verano, y la Calle Corrientes está llena de cosas para ver. Y muchas de ellas tienen como común denominador producciones de primer nivel, mucho público, y caras conocidas de la tele. Una de las salas más frecuentadas por estos días es el Teatro El Nacional, donde el público se agolpa para ver a Adrián Suar y Julio Chávez en Un rato con él.

La monumental escenografía puede dejar boquiabierto al espectador uruguayo; también el efecto de lluvia, muy bien logrado. En ese entorno sugerente sucede una historia que alterna bien la comicidad y lo emotivo: Chávez y Suar interpretan a dos medio hermanos, que la vida distanció y el presente los vuelve a unir.

Con su capacidad para interpretar desde la visceralidad, Chávez compone un personaje lleno de empuje y de conflictos, que encaja (y hace reír mucho) con el personaje que arma Suar, con sus clásicos tics, entre nervioso y algo timorato. El total del elenco, bajo dirección de Daniel Barone, trabaja de modo compacto, para desarrollar una acción que administra muy bien la trama. Algunos detalles, como que los espectadores aplaudan a las grandes figuras cuando éstos entran por primera vez a escena, hablan de la calidez que los actores argentinos generan con su público. En suma, es un espectáculo que puede disfrutar hasta el espectador más ansioso.

Quienes buscan una obra más dura, más dramática, más cruda, pueden optar por ir a ver a Cecilia Roth y Dolores Fonzi en Entonces la noche, en el concurrido Paseo La Plaza. Escrita y dirigida por Martín Flores Cárdenas, la pieza presenta una original estructura fragmentada, que los actores animan mezclando actuación y narración. Flores Cárdenas arma un rompecabezas que el espectador debe ir rearmando, a medida que avanza un relato de ribetes sórdidos, que desciende hasta las zonas más oscuras de los personajes y sus misterios. Guillermo Arengo y Ezequiel Díaz completan en cuarteto de actores, que el director hace transitar por un registro interesante, que remite al mundo del western y su estética. Tanto la música en vivo (muy bien integrada a la trama), como la escenografía (que tiene como pieza principal un inquietante muro de focos), colaboran con la eficacia de esta obra, que exige un espectador más atento, más abierto a otras formas de teatro.

Finalmente, para los que buscan una comedia que haga reír más ligeramente, El test, de Jordi Vallejo, puede ser una buena recomendación. En una de las salas de Multiteatro se está dando esta obra cómica, que sin embargo tiene cierto trasfondo reflexivo. El argumento tiene como punto de partida un test, en el que se da a elegir entre recibir cien mil dólares ahora, o un millón de dólares dentro de 10 años.

Y a partir de ese juego se va desplegando toda una dinámica de vínculos entre un cuarteto de personajes entrelazados emocionalmente. Carlos Belloso, Viviana Saccone, Jorge Suárez y María Zubiri interpretan con soltura y naturalidad esta divertida comedia, cuya versión y dirección corrió por cuenta del talentoso Daniel Veronese. Sin duda el teatro porteño sabe aprovechar sus figuras más mediáticas, para hacer teatro de buen nivel, en el marco de producciones de calidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)