Teatro playero

Dos espectáculos bajo la luz de las estrellas

Grupo Babilonia está presentando de viernes a domingos dos obras en la Ciudad de la Costa, junto al mar

El circo olvidado
El circo olvidado. Foto: Difusión

En la Ciudad de la Costa, junto al mar, se ha montado un escenario en medio de la naturaleza y allí se está haciendo teatro. Se trata del Grupo Babilonia, de larga trayectoria en Montevideo, que por cuarto año consecutivo montó su escena en Rambla Costanera y Av. Central, en la Bajada 30, en el balneario Médanos de Solymar. Allí, los viernes a las 21.00 está haciendo Los descreídos, y los sábados y domingos en el mismo horario hace El circo olvidado.

Pese a que están hechas por el mismo grupo y casi con el mismo elenco, las dos obras son bien distintas, aunque ambas están escritas y dirigidas por Alejandra Weigle. Los descreídos, que es el cuarto año que la hacen allí, es un espectáculo con ribetes de leve truculencia, que explora viejas creencias populares, como historias de aparecidos, mal de ojo o el lobizón.

Entre dunas, con un fogón al centro, una mujer-araña relata mitos folklóricos, en ese escenario al aire libre, ideal en estos días de luna llena. Allí, los fines de semana el espectáculo que se ofrece cambia de tono, para recrear lo que fue el viejo circo criollo, expresión escénica nacida a fines del siglo XIX en el Río de la Plata, que dio a circo un fuerte carácter local. La obra finaliza con un sainete, y además, tiene una pequeña feria al costado, al modo de una vieja kermés.

En la hondonada de las dunas se montó un escenario, rodeado de gradas de madera, con capacidad para 160 personas. Para acceder hasta allí se va por un camino franqueado por cabos. Y todos los equipos técnicos se arman y luego se desarman para cada día de función. “Como la gente ya nos conoce y algunos se traen su sillita, hemos dado funciones de hasta 250 espectadores. Cuando nos desborda, ponemos una lona y algunas personas se sientan en el piso”, contó a El País Eduardo Migliónico, quien actúa en las dos obras.

Como en la boletería se pregunta a los espectadores de dónde vienen, el grupo ha podido constatar que el 30 % del público llega de Montevideo. “Estamos a 28 kilómetros. Cualquiera que viajó y fue a ver, por ejemplo, espectáculos en París, para ir a ver una obra de Ariane Mnouchkine, tiene que hacer 30 kilómetros”, puntualiza el actor.

“Es muy lindo venir y ver el cielo estrellado, y de repente vuela un halconcito o un búho. Estás en contacto con la naturaleza”, remata Migliónico.

Las instalaciones cuentan con estacionamiento vigilado y baños. Las entradas valen $ 200 y los menores de ocho años pasan gratis. Se puede reservar a los tels. 2683 1175 y 099 932 364. También se pueden comprar las entradas anticipadas en Librería El Altillo (Lagomar) y Papelería Rayuela (El Pinar).

Eduardo Migliónico
Eduardo Migliónico. Foto: difusión
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)