Crítica: El loco y la camisa

Ese loco que nos hace reflexionar

Un espectáculo recomendable, que hurga en las relaciones familiares con toques de humor inteligente

El loco y la camisa
El loco y la camisa. Foto: Fernando Corrales

Una obra teatral que hace un año que está en cartel, con buena afluencia de público, y en una sala que no despliega demasiada publicidad para darse a conocer. Los espectadores la han ido recomendando, y es que realmente es un buen programa para salir al teatro. El fuerte de El loco y la camisa es su texto, de Nelson Valente, que fue una revelación y un éxito en Argentina una década atrás, y desde hace un tiempo el fenómeno hizo eco de este lado del río.

El texto tiene varias claves que lo hacen valioso, casi que un clásico del presente. Por un lado, trabaja sobre una familia de clase media tipo, para describir las tensiones entre sus integrantes. También describe el choque entre esa familia con un joven de nivel social más alto, el novio de la hija, que llega de visita. Y sobre todo, utiliza una dinámica de jugar con los términos locura y cordura, por medio de un personaje, el hijo alterado de ese núcleo familiar.

Más allá de la trama, el texto es valioso por el humor que plantea, desde ese ser cariñoso y violento, que pone al desnudo los problemas familiares. Y esa lógica del muchacho emocionalmente inestable, da pie a muchas situaciones de comicidad inteligente, en la que el absurdo, los juegos de palabras, y el sentido común y los puntos de vista, se mezclan. El texto es comprador, enternece al espectador, le muestra personajes con cierta calidez, pese a sus lados oscuros. Con cosas sencillas, consigue llegar hondo, alternando risa y drama, vida cotidiana con toques de humor.

La versión que dirige Virginia Marchetti en La Gringa, en líneas generales, funciona bien, y logra que el texto cobre vida escénica. A nivel de puesta en escena, faltó quizá trabajar la estética del montaje. No descansarse en montar un living y una mesa de comedor de clase media, y jugar con todo eso, darle un carácter, un sentido visual. Actoralmente el elenco es compacto, aunque el personaje del loco se va un poco hacia la caricatura, y el de la hija le falta algo de color, para sumarlo a la naturalidad de tiene. La obra parece tener algunas mezclas de sensibilidades de distintas épocas, pero a grandes trazos el conjunto está bien logrado. Por suerte, no parece un espectáculo fácilmente olvidable, y eso habla bien del texto y también de su versión local.

ficha

El loco y la camisa [****]

Texto: Nelson Valente. Dirección: Virginia Marchetti. Elenco: Martha Vidal, Álvaro Correa, Franco Rilla, Melina Gorzy y Gastón Torello. Producción ejecutiva: Soledad Álvarez. Producción general: La Gringa Teatro & Los Años Luz. Teatro: La Gringa (Av. 18 de Julio 1236). Funciones: sábados a las 22.00. Entradas: $ 350, en venta en la boletería de la sala.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)