teatro argentino

Una dupla que cultiva las diferencias

Adrián Suar y Julio Chávez estuvieron en Uruguay para difundir Un rato con él, que llega a El Galpón

Julio Chávez y Adrián Suar
Julio Chávez y Adrián Suar en Montevideo. Foto: Darwin Borrelli

Son dos actores muy distintos, en la carrera que tienen y en el modo de actuar. Sin embargo, ellos explican que han hecho de esas diferencias una fortaleza. Adrián Suar y Julio Chávez protagonizan la comedia dramática Un rato con él, que desde el viernes 15 de junio estará en El Galpón. Y para difundirla hicieron ayer un viaje relámpago, en avión privado desde Buenos Aires hasta Montevideo, para protagonizar una conferencia de prensa de media hora de duración.

“Adrián es un gran compañero de trabajo. He aprendido mucho de él: es un hombre que no es paranoico. Y yo de paranoia rebalso. Él es muy abierto, y muy confiado. Ahora veníamos en un avión, que yo les tengo terror. Y más un avión privado, que por la pretensión, ya creo que merezco que se caiga. Y yo lo veía a él, y es un chico canchero. Y yo aprendo: porque ya no soy un chico, y no soy canchero”, comentó con humor Chávez, distendiendo el clima del encuentro con la prensa.

Un rato con él es una eficaz comedia dramática, que no tiene un personaje bueno y otro malo, y que sin embargo, funciona perfectamente, tanto en el humor como en la emoción. Trata de dos hermanos, que el tiempo separó y una herencia los reencuentra. Y ambos actores explican cuánto se han complementado en este trabajo. . “Siempre aprendo al lado de Chávez. Julio es un actor muy versátil en el escenario. Incluso con el mismo texto, el mismo material, no son las mismas funciones todos los días. Y eso a mí me enriquece muchísimo”, comentó Suar.

Sin duda, más distintos no pueden ser. Chávez tiene una trayectoria mucho más vinculada a la formación teatral rigurosa, mientras Suar está más próximo a la comedia ligera. Pero Chávez señaló sobre Suar: “Él en el escenario me ha sorprendido por lo sensible que es: él no guarda nada con codicia, con avaricia. Él es muy ingenuo, y tiene una gran capacidad de sorpresa. Y me ha enseñado que no todos los recursos que tiene la comedia son fáciles. En Un rato con él por momentos me siento haciendo payasadas, que apruebo completamente desde el punto de vista artístico”.

Chávez escribió (en coautoría con Camila Mansilla) esta obra, pensando en Suar para el papel de ese hermano con el que se reencuentra. “Tuve en cuenta al escribir la obra, las riquezas de Suar como actor, que son muchas más de las que él cree. También pensando en poner en escena un corrimiento de lo que él se cree que él puede dar, y de lo que puedo dar yo. La figura mediática de Adrián, era parte de la puesta. Y lo que se considera que es mi seriedad actoral, también. Este proyecto contaba con todas las diferencias, pero pensadas a favor. Todas las diferencias que tenemos, en carrera, en años, son parte de la puesta”, remarcó el protagonista de la película Un oso rojo.

Chávez recordó que la primera vez que actuó en Uruguay fue en el Solís, junto a Federico Luppi, en El vestidor, y ahora, más de 20 años después, llegará con Suar, quien por primera vez se presentará ante el público de teatro uruguayo. Y agregó, en clave de broma: “Otra cosa que nos diferencia es que Suar viene a veranear a Uruguay. Y yo vengo siempre a trabajar acá.”

Chávez anunció que ya está escribiendo su próxima obra, Inés, que también va a dirigir. “Y también estoy preparando con Adrián un proyecto que vamos a hacer juntos el año que viene en televisión. Y estoy pensando en un nuevo proyecto para mí, para teatro. Así que estoy plenamente preparado para que venga la parca y me agarre trabajando”, comentó con humor.

Suar, por su parte, habló de su pasión por el teatro, y como cada un par de años trata de buscar un personaje en el que se sienta cómodo. “Hacer teatro cada vez me gusta más. La actuación me gusta porque es mi oficio más primario, con el cual yo empecé. Y además me ayuda mucho a mí como productor: la actuación te ayuda a mejorar ciertas cosas, en el teatro, en la televisión, en el cine. Me hace bien interpretar personajes, jugar un rato, porque este oficio tiene algo de eso”.

Sobre el teatro en Argentina, el reconocido productor televisivo afirmó: “El teatro este año está funcionando bien. Como siempre pasa, hay cinco o seis espectáculos que les va muy bien. Y otros que no les va tan bien. Y ahí estamos todos, alternando. A veces nos toca estar en el grupo de los que nos va bien, y a veces en el otro grupo”.

Un rato con él
Un rato con él. Foto: difusión

Suar afirmó que le encantaría producir televisión en Uruguay, y que relativizó qué es ser exitoso. “Si hablamos de éxito profesional, he tenido momentos exitosos y otros no tanto. Como productor y como actor, he transitado las dos cosas. Puedo decir que tengo una carrera exitosa, porque elegí algo que amo profundamente. Y si bien yo trabajo para que las cosas resulten exitosas, trato de no conectarme con eso de si soy más o menos exitoso. La palabra éxito no me define como individuo, en mi totalidad.”

Consultado Suar sobre qué va a pasar con los contenidos de Canal 13 de Argentina, que casi no están siendo emitidos en Uruguay, contestó. “¿La pantalla del 13 no sale acá en Uruguay. No sabía, lo voy a averiguar. Lo veo raro que no salga en Uruguay. Toda la vida salió. Lo voy a averiguar”.

claves

Sobre lo vivido y lo escuchado en el colectivo

Un rato con él es una producción de gran despliegue, como los porteños saben hacer. Con dirección de Daniel Barone, el espectáculo que se estrenó el año pasado y ha sido un éxito de público en Buenos Aires. Cuenta la relación entre Gregorio (Chávez) y Darío (Suar), dos hermanos, hijos de diferentes madres, distanciados hace años. Cuando el padre de ambos muere, se ven obligados a encontrarse para repartir la herencia. Y ese encuentro, que al principio ambos creen que será protocolar, les va a deparar muchas sorpresas. “Es una historia universal, porque tiene hermanos, conflictos familiares. A todo espectador, esta obra le va a hacer algún tipo de pregunta. Es algo muy de la vida cotidiana”, dice Suar.

“Un rato con él no es autobiográfico, pero en realidad, autobiográfico es todo lo que has mamado desde que naciste. Hasta los conocimientos del colegio son autobiográficos. Y esta comedia no tiene que ver con recuerdos de mi infancia, salvo alguna que otra cosa. Pero inevitablemente, cuando escribís una obra, empezás a ver cosas que se filtraron de tu vida. Y te preguntás cómo imaginaste eso. Y lo que no lo viviste te lo contaron, o lo escuchaste en una discusión en un colectivo”, remata Chávez.

datos

Chávez como autor y como actor

“Esta obra me permite presentarme en Uruguay con un material que escribí, junto a Camila Mansilla, o sea que para mí es una doble exposición, como autor y como actor. Y cuenta la historia de dos hermanos que, por una trampa construida por el padre, ya fallecido, se reúnen un día para resolver unos problemas legales. Y a partir de ahí se desarrolla toda una situación de malentendidos, que hace que ellos hagan un periplo, de la ignorancia, al conocimiento, y de la distancia a la palabra. Y habla sobre la posibilidad de cada uno de modificar su historia, de sacarla de cómo uno se la armó”, adelanta Chávez sobre esta pieza, que se verá en El Galpón desde el viernes 15 de junio (a las 20.00 y a las 22.00), y seguramente agregue funciones. Las entradas están en Tickantel, desde $ 2450 a $ 950.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)