CRÍTICA

"Drama sobre Mirjana": un exquisito montaje para un público conocedor

La Comedia Nacional está dando en la Zavala Muniz un gran texto de Ivor Martinic

Drama sobre Mirjana
Drama sobre Mirjana y los que la rodean. Foto: Carlos Dossena

Drama sobre Mirjana y los que la rodean no es una obra corriente, naturalista, ni tampoco tiene una experimentalidad fuerte, evidente. Y quizá eso sea uno de sus atractivos: ese andar por un camino intermedio entre un lenguaje escénico innovador y a la vez encarar asuntos de algún modo corrientes, desde una sucesión de escenas que en principio no parecen demasiado novedosas. Y el espectáculo logra momentos de emoción, que no es poco.

Claro que el interés del texto se potencia enormemente en escena, por los actores pero principalmente por el trabajo de dirección de Diego Arbelo y el equipo técnico que lo acompaña. Arbelo no es solamente uno de los grandes actores del elenco oficial: también es un hombre de teatro, que procura utilizar el escenario como sitio de expresión, desde todas sus posibilidades, incluyendo la escritura escénica y la dirección. En ese caso, como director, el artista realizó una puesta en escena atractiva, plásticamente valiosa, un cuadro que las luces matizan de diversos modos.

Drama sobre Mirjana
Drama sobre Mirjana y los que la roeean, en Sala Zavala Muniz. Foto: Carlos Dossena

La escenografía, de Gustavo Petkoff, presenta como un gran cuadro que transita entre lo figurativo y lo abstracto, y este último elemento se repite en la gran mesa que acapara la escena. El juego de analogías es sumamente ingenioso y elegante, para nada explícito, y de algún modo remite a las vidas de esos personajes, a sus cruces, a sus estructuras. El decorado, a su vez, guarda alguna sorpresa para el correr de la obra, que tiene un trabajo de luces formidable, a cargo de Ivana Domínguez, otro nombre valioso de los rubros técnicos del medio.

Pero todo eso, así como el sentido del texto y el trabajo de los actores, no se brinda rápidamente. El espectador tiene que sumirse en ese clima con ánimo tranquilo, dispuesto a transitar la obra con un ritmo calmo. También al texto de Ivor Martinic hay que saberlo esperar. El público va armando la trama a partir de escenas algo dislocadas, pero no radica allí toda su potencia. El autor entra en la vida de sus personajes al mismo tiempo de un modo brutal y con mucha sensibilidad. Indaga en los traumas y problemas de los personajes con hondura, pero a la vez los hace hablar con una frontalidad pasmosa. El dramaturgo juega con el futuro, lo mezcla con el presente, todo sin perder la cuerda emotiva.

Drama sobre Mirjana
Drama sobre Mirjana, un buen trabajo del elenco ofical. Foto: Carlos Dossena

Y ese protagónico, a cargo de Jimena Pérez, es ideal para ella, dada su capacidad para humanizar a sus personajes. El resto del elenco, muy bien, va armando con solvencia ese rompecabezas, que exhibe la vida de una persona y sus circunstancias. Y esa dinámica de causas y efectos, que hace que los asuntos de un individuo no sean solamente de él, sino que formen parte de la emocionalidad de los demás. Martinic plasma con precisión los lazos familiares, la presencia del carácter de los padres en el temperamento de los hijos, y el lastre que eso puede significar. El autor, del que ya se conocía a nivel local su premiada Mi hijo solo camina un poco más lento, es el pilar de este gran trabajo escénico, que quizá se lleve mejor con un público culto, teatrero, que ya ha visto bastante teatro.

ficha

Drama sobre Mirjana y los que la rodean [****]

Compañía: Comedia Nacional. Autor: Ivor Martinic. Dirección: Diego Arbelo. Actores: Jimena Pérez, Claudia Rossi, Gabriel Hermano, Florencia Zabaleta, Pablo Varrailhón, Lucía Sommer, Fernando Vannet, Natalia Sogbe (actriz invitada). Escenografía: Gustavo Petkoff. Iluminación: Ivana Domínguez. Sala: Zavala Muniz. Funciones: Viernes y sábados (21.30) y domingos (19.00). Tickantel, $ 190.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)