CON EL EMPRESARIO TEATRAL URUGUAYO

Diego Sorondo: “No descarto en algún momento meterme en política”

El productor teatral hace un balance de una década de trabajo ininterrumpido en las tablas uruguayas

Diego Sorondo
Diego Sorondo, una apuesta fuerte por el teatro local. Foto: Marcelo Bonjour

Hace diez años daba sus primeros pasos como productor teatral, junto a Maxi de la Cruz. Una década después, actor y productor siguen trabajando juntos, y en ese lapso han cosechado numerosos éxitos de público y crítica. Pero también han surgido los contras. En entrevista con El País, Diego Sorondo habló sobre el ambiente teatral uruguayo, y sobre todo lo que el teatro local puede hacer para ir a más.

-Mañana vuelve Maxi de la Cruz a Teatro Movie, que es uno de los espectáculos que vos producís, desde hace 10 años...

-Sí, hemos agotado las dos funciones, jueves y viernes. Y agregamos otra función para el jueves 28 y ya viene muy bien la venta. Maxi siempre sigue agotando. Siempre pienso que en algún momento va a bajar, pero no. Sigue siendo la obra que más vende de todas las que tengo. Él solo vende más que un elenco de ocho actores. Incluso más que los elencos argentinos acá en Uruguay.

-¿A vos como empresario teatral, la gente de teatro te mira como de reojo?

-Totalmente. Yo soy mala palabra para el teatro clásico uruguayo. Estoy seguro, lo he visto. Te digo más, aunque no te voy a dar nombres. Varios actores y actrices me han saludado en eventos, y me dicen que a ver cuándo los convoco. Y ese mismo actor o actriz, a los 20 días le está diciendo un disparate de mí a otro colega. Hablan mal de mí a mis espaldas, y a la vez me están pidiendo laburo. Y me da pena, y lástima: no lo entiendo, porque acá estamos para sumar todos. No hay un teatro comercial y otro que no lo es. Hay solamente teatro bueno y teatro malo. Es un debate eterno. Todo el que hace teatro quiere llevar público.

-Vos trabajás mucho en Montevideo y en Buenos Aires. ¿Cómo compararías uno y otro público?

-Hay grandes diferencias. El público argentino se sienta en la butaca y dice, “qué bueno venir al teatro”. El uruguayo se sienta en la butaca y dice, “Pagué la entrada, a ver qué me van a mostrar, a ver si me hacen reír”. Es un público más difícil, más distante. Y lo digo con todo respeto, porque yo todo lo que soy es gracias al público uruguayo. El público argentino va con más ganas al teatro, y va más al teatro. Porque ellos han logrado una industria del teatro. Acá es más difícil, somos menos. Pero lo que pasa acá no es culpa del público uruguayo. Es culpa de nosotros, desde los productores a los actores, con esa cabeza para abajo. Eso hay que cambiarlo. Tenemos que unirnos. Y tener un gran premio: puede ser el Florencio, pero bien hecho, que esté en la televisión. Tenemos que abrir la cabeza.

-Vos nunca te sentiste muy considerado por el premio Florencio.

-No me siento parte. Hace 10 años que soy productor de teatro, y nunca me invitaron a la ceremonia de entrega. Recién este año pasado me invitó la producción de Juan Herrera, un día antes del evento. Les agradecí y les dije que no podía, porque ya tenía otra cosa agendada. Fue la primera vez que me invitaron. De cualquier manera, integrantes del premio me han criticado repetidas veces en los medios de comunicación. No me siento muy querido por ellos. Me da mucha pena, porque yo podría aportar con muchas ganas. Tendría que ser el premio del teatro uruguayo: no de algunos.

-Ahora estás también en Radio Universal, como gerente general. ¿Qué estrategia tiene que tener una radio hoy, en tiempos de Internet?

-Es un proceso, no es algo fácil ni de un día para el otro. Estamos poniendo cámaras en el estudio y algunos programas los estamos transmitiendo on line. No solo por la web sino también por Instagram y por todas las plataformas. Eso empezó hace una semana. El lunes 11 empezamos un plan piloto. No estoy vendiendo Radio Universal, sino Universal 970 como medio de comunicación. Y quizá un joven que nos vea no nos va a llamar “radio”, porque esa palabra le hace acordar a sus abuelos. Y a la vez no perder al oyente que nos escucha desde la casa. Hay que abrir el abanico.

-¿Qué más vas a presentar al público uruguayo?

-Este año voy a tener ocho obras de teatro uruguayas. Entre otras, el 5 de abril estrenamos en Teatro Movie Perfectos desconocidos. Y el 7 de mayo, La puerta de al lado, con Maxi de la Cruz y Luciana Acuña. En junio, una obra de mujeres que se llama Copadas. Y en agosto Amor de película, y en setiembre, Si sucede conviene. Y desde Argentina, estoy en plenas conversaciones para traer Madre Coraje, con Claudia Lapacó.

-¿Esta temporada es además año electoral?

-Es un tema que prefiero no hablar, pero me buscan la lengua y hablo. Me encanta la política, y no descarto en algún momento meterme en política. Pero dejo picando en qué partido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)