Natalia Burgueño se presenta en Teatro Circular los viernes

Danza sobre el deseo de volar

La danza sigue ganando escenarios. Desde este viernes el Teatro Circular recibe Pájara, solo en compañía, un trabajo escénico con coreografía, dramaturgia e interpretación de Natalia Burgueño, que se verá este viernes y el próximo a las 21 horas en la Sala Uno del Circular, en Rondeau 1388. Las localidades se venden en el lugar, y valen 280, habiendo una promoción de dos por $ 500.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Burgueño promete un espectáculo interactivo.

En escena la artista estará acompañada por Lucía Severino, quien está a cargo de la música. El espectáculo busca transitar un universo estético, dramatúrgico y poético en torno al deseo de volar, desde un abordaje metafórico. Se trabaja, entonces, el tema de la utopía, el intento de lo imposible, también como un pretexto, como una complicidad para se encuentre en la ilusión compartida. Realidad y ficción serán escenificados, a través de un trabajo del espacio escénico a cargo de Leticia Martínez.

El trabajo sobre el cuerpo busca su transformación en relación con la coordenada temporal, para ver de concretar "una ilusión entre la materia y la imaginación", según la propia creadora. "La danza se modifica en el encuentro con las texturas, las sonoridades, las miradas. La música se basa enloops y ecos de la sonoridad corporal junto con melodías en piano".

Pájara, solo en compañía se creó en residencia en el Taller de danza y creación Casarrodante, y fue seleccionada por el Plan de Fortalecimiento de las Artes, de la Intendencia. "El público es invitado a acompañar, a escuchar la respiración, a abanicarse, a susurrar, a mirar detalles, a combinar a su antojo las palabras, a sujetar y a soltar, a mirarse y a perderse. Se propone una atención desenfocada, casi somnolienta, en la que cada uno pueda contemplar desde su intimidad, su imaginación, su deseo y su silencio", puntualiza la coreógrafa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados