TEATRO

La danza de cámara cumple años y lo festeja

El Ballet de Cámara de Montevideo se presenta en el Sodre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hebe Rosa repasa su carrera. Foto: archivo El País

Coreógrafa de larga trayectoria, Hebe Rosa presenta mañana un espectáculo por los 60 años del Ballet de Cámara de Montevideo. Será el sábado 6 de agosto a las 20:30 en la Sala Héctor Tosar, del Auditorio Nelly Goitiño (Av. 18 de Julio 930); las entradas están a la venta en Abitab y la sala, a 350 pesos.

El espectáculo, de una hora y 10 minutos de duración, ofrecerá diversas coreografías que fueron creadas en diversas épocas y recorren múltiples lenguajes. Abre Tregua, que con coreografía de Valeria Varela trabaja sobre los miedos, la angustia y la desesperanza. Le sigue Tango, que sobre música de Piazzolla creó Soledad Brovia en 1986. También se verá Coreografeando, que con música de René Aubry creó la propia Hebe Rosa en los años 90.

Otra coreografía que integra el programa es Concierto Sagrado, de 1983, que Rosa compuso a partir de una partitura de Duke Ellington, y que tiene un fuerte sentido libertario. Le sigue Concierto para oboe y orquesta (de 1979), también de Rosa, que está inspirada en la obra "La primavera", la gran pintura del gran maestro renacentista Sandro Botticelli. Otro trabajo de Rosa, Creo, de 30 minutos, redondeará el espectáculo, desde una proclama que busca promover la paz en el mundo.

El aniversario del histórico grupo llevará luego este espectáculo a lo largo del país, en una gira que comienza el 17 de septiembre con actuación en Rocha, y el 24 de septiembre en Maldonado. El 8 de octubre visitará Treinta y Tres, y el 5 de noviembre Carmelo, con otras ciudades a confirmar. Luego, el 12 de diciembre en el Solís, se hará la gran fiesta de cierre.

Bajo dirección general de Hebe Rosa, el elenco está integrado por Martina Blengio, Ana Laura Cabrera, Pierina Cabrera, Manuela Castellano, Gabriela Diana, Isabel Diana, Luciana Estévez, Gabriela González, Matías Rodríguez, Sofía Sánchez y Magdalena Sena. "La danza, a mi entender, debido al momento histórico en que vivimos, ha de servirnos no sólo como placer estético sino que, como todo arte, debería ir más allá de su propio contenido. Debe ser la fusión de muchos elementos y ha de servirnos como medio de comunicación, como intercambio", reflexiona la destacada coreógrafa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados