TEATRO

Cuatro argentinas que saben cómo hacer reír

El stand up Persona da cinco funciones en La Trastienda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Un show de trolos atrevidas", una de las definiciones que ellas le dan a Persona. Foto: Difusión

En diciembre se anunció la primera función para el 2 de marzo a las 21.00 en La Trastienda, y se agotó. Se agregó otra, para el mismo día pero más tarde. Se agotó. Se agregó una para el 3, y cuando se agotó se agregó una cuarta, para la que quedan las últimas entradas en venta en Red UTS (arranca 22.45). Por si acaso, habrá una quinta cita, el jueves 21 de abril.

Es probable que lo que haya hecho que este show de stand up llamado Persona y protagonizado por cuatro mujeres se convirtiera en una sensación en Uruguay, sea la presencia de la actriz Malena Pichot.

Pichot fue una de las primeras en sacarle jugo a YouTube en esta región, con aquel querible personaje llamado La loca de mierda (ella, un poco exagerada) que apareció en 2008.

Pero el cuadro de argentinas lo completan otras tres comediantes exitosas: Charo López, Ana Carolina y Vanesa Strauch; cada una con un perfil bien diferente, lo que les permite conformar un entretejido hilarante y en parte delirante.

Aunque el espectáculo que traerán esta semana a Montevideo se describe como el encuentro de "cuatro personas completamente diferentes entre sí", cuando contestan por separado el cuestionario de El País las respuestas tienen varias ideas en común.

Las cuatro coinciden en que "Uruguay es el mejor país" (y reconocen lo demagogo de la expresión), como si fueran consumidoras de Tiranos Temblad. "Tengo fabulosos recuerdos; la comunidad gay de Montevideo se ha ganado siempre mi corazón. Montevideo es diversión asegurada", asegura Strauch, la única que se extiende un poco sobre su experiencia aquí.

También coinciden en su extravagante manera de definir a Persona, o tratar de hacerlo. Pichot dice que es "un show de trolos atrevidas", casi lo mismo que Ana Carolina: "un show travesti de humor feminoide", dice, y le agrega lo de "experiencia constructiva y amorosa" desde su lado personal.

Además, ellas como personas tienen cosas en común: "las ganas de cambiar el mundo y de reirnos de los giles mala gente", dice Pichot; "el gusto por los frutos secos", agrega Strauch; "todas somos esposas del mismo señor, un empresario exitoso del agro", aporta López con humor. El humor, inteligente y a la vez absurdo que comparten, se desprende de cada una de sus respuestas.

Al público, López le recomienda que durante la hora y media aproximada que dura Persona, no se esfuerce por "querer entender" lo que pasa.

¿Qué es lo que pasa? Cada una plantea su monólogo, que versa sobre tendencias, actualidad, géneros, sexualidad, roles sociales y básicamente cualquier cosa al que puedan sacarle provecho. Después se encuentran en el escenario para un final donde ese concepto del show travesti cobra sentido.

Las cuatro coinciden en que hay un público "específico" para el show, en general joven, aunque descartan que sea una propuesta para mujeres.

"El público de Persona son personas, y consideramos que los hombres también son personas", asegura Pichot.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados