TEATRO

Una criatura diminuta en un escenario enorme

Hoy se estrena en el Teatro Solís “El lugar de las luciérnagas”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juan Antonio Saraví al frente de una obra infantil. Foto: María Fernández

Hoy la Comedia Nacional da un paso más en su política de brindarse al público infantil, con el estreno de El lugar de las luciérnagas, en la sala principal del Teatro Solís. El montaje, realizado por Damián Barrera, promete un gran despliegue audiovisual en ese gran escenario. Se verá desde hoy al domingo 30 de julio, los sábados y domingos a las 15:00, y durante las vacaciones de invierno, el martes 4, jueves 6, viernes 7, jueves 13 y viernes 14, en el mismo horario. Entradas en Tickantel y en la sala, a 150 pesos. Los domingos para los mayores de 60 años es gratis.

"Esta es una historia quizá poco convencional en el teatro para niños, pero quisimos entrar en un universo que no es de los que se abordan habitualmente. Esta es la historia de un personaje solitario, que vive en un mundo postapocalíptico", adelanta Barrera sobre su montaje, que cuenta la historia de Bosco, un personaje que vive en una casa rodante enganchada a una bicicleta. Con ella recorre un mundo árido y sin vegetación en busca de nubes de tormenta que le proporcionen unas cuantas gotas de agua para sobrevivir.

Su rutina se repite día tras día con la única compañía de una luciérnaga. "La relación del protagonista con esta luciérnaga es bastante particular, y a través de esa relación la obra trata de ahondar en lo humano, de esos y otros personajes", agrega el director, que cuenta con éxitos como Señor M y Viaje al centro de la Tierra, ambas en cartel en la Alianza americana.

"Yo vengo trabajando hace tiempo en el teatro multimedia, y contar con la sala principal del Solís era un privilegio y la idea es poder aprovecharlo", reflexiona el director, que en este caso contó con trabajos de mapping y video de Daniel Fernández, y animaciones de Alejo Schettini, estando el protagónico a cargo de Juan Antonio Saraví.

"Entendemos que como teatro público debemos contemplar también a la población infantil, y atender a la cantidad de niños que en vacaciones va al teatro. Pero también sabemos que hay una cantidad de niños que no van, porque no es accesible para ellos y sus familias, y nuestro propósito es tomar contacto también con ese público. Ya la Comedia Nacional ha hecho teatro para niños en la Sala Zavala Muniz, y ahora lo haremos en la sala grande del Solís, aprovechando todas las posibilidades técnicas", comentó Mario Ferreira, director de la Comedia Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados