TEATRO

Una conquista teatral del otro lado del Atlántico

Uruguay en la globalización del teatro en español.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Isabel Ordaz y Nacho Sánchez en He nacido para verte sonreír. Foto: Difusión

El teatro hablado en español se está internacionalizando, y los artistas uruguayos están cobrando protagonismo en la escena global.

El 1° marzo se estrenó acá en Madrid He nacido para verte sonreír, una coproducción entre España y Uruguay que cuenta con texto de un gran autor argentino, una reconocida actriz en el rol protagónico y uruguayos en los rubros técnicos y la producción. El jueves 9, con el estreno de Solo una actriz de teatro, en San Sebastián, se dará otro paso mayor en este mapa de intercambios, cuando Estela Medina se presente ante el público vasco para interpretar un texto de Gabriel Calderón sobre la vida de Margarita Xirgu.

No son estos dos episodios aislados. El público español ya pudo apreciar el talento de Roberto Suárez y su estimulante espectáculo Bienvenido a casa. También Marianella Morena ha traído por estas latitudes su creativa No daré hijos, daré versos. Sergio Blanco, Gabriel Calderón, Santiago Sanguinetti, Martín Romanelli, son otros de los nombres familiares al público uruguayo, que, poco a poco, los españoles van reconociendo.

El fenómeno busca trascender la dinámica de los festivales, para insertar los espectáculos uruguayos en la cartelera de las salas.

"El hecho de los festivales empezaba a agotarse en sí mismo", le dijo a El País Ignacio Fumero, productor de teatro, quien participa en llevar adelante He nacido para verte sonreír. Es decir, es maravilloso que te inviten a un festival, pero creo que los espectáculos uruguayos pueden hacer temporada en España, entre otras cosas por el buen momento que está viviendo el teatro en Uruguay",

Una pata fundamental de este asunto son las coproducciones, que suman fondos públicos y privados, buscando articular las fuerza de los países implicados. A su vez, el objetivo es que estas producciones internacionales viajen por los aíses que ayudaron a montarlas (entre otras geografías), aumentando el número de potenciales espectadores, y poniendo en diálogo las culturas. De hecho, He nacido para verte sonreír, de Santiago Loza, llegará a Montevideo hacia octubre, y es una obra que conviene no dejar pasar.

Loza, como buen dramaturgo argentino, explora muy bien, casi que con trasfondo psicoanalítico, el vínculo entre una madre y su hijo, un chico con serios trastornos. En escena (en el hermoso Teatro de La Abadía), la actriz Isabel Ordaz hace propio esta especie de monólogo con dos actores, en el que recorre un registro original, cambiante, que pasa por momentos ampulosos y otros de intensidad psicológica. Y la obra es un buen ejemplo de una coproducción, en la que Argentina aporta su proverbial genio para la escritura dramática; España, una actriz de amplia trayectoria en televisión, y Uruguay contribuye con fondos, logística, y aspectos del montaje, como el sonido de Nicolás Rodríguez. La puesta busca ser presentada en México, Colombia y Chile y el Interior uruguayo.

He nacido para verte sonreír contó con coproducción del Teatro de La Abadía, y colaboración de Iberescena y el Instituto Nacional de Artes Escénicas.

"Con los colectivos con los que trabajo, no puedo seguir montando un espectáculo que solo sea para ser visto en Uruguay, un país donde si el montaje demanda cierto costo, todo lo que se recauda termina siendo para pagar el propio montaje. No gana nadie. Con obras como He nacido para verte sonreír, si nos va mal, nos aseguramos 50 funciones", dice el productor uruguayo

Fumero ha llevado escenificaciones uruguayas hasta Corea y hay un proyecto de montar una obra en Londres, con actores ingleses y diseñadores uruguayos.

"Creo que el teatro uruguayo tiene frescura, y eso es apetecido por el público, los programadores de sala y los hacedores de teatro de otros países. Creo que luego del boom del teatro argentino en el exterior, estamos pasando al boom del teatro uruguayo. Lo que impactó en los 90 y el 2000 el teatro argentino, se está dando ahora en el teatro uruguayo en el exterior", remata el productor.

Nominación en España.

Un dato más sobre la permeabilidad de la escena uruguaya hoy en España. Gustavo Saffores acaba de ser nominado al Premio Max de las Artes Escénicas, por la obra Los malditos, que recientemente se vio en la Sala Verdi. El reconocimiento es en el rubro Mejor Actor Protagonista, donde también figuran nombres de la talla de Héctor Alterio, pionero en poner en contacto las escenas hispanas de ambos lados del océano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)