EXPERIENCIA TEATRAL

"Conejo blanco, conejo rojo": la obra que cambia de actor en cada función

Los miércoles y jueves en Sala Delmira Agustini se está dando este curioso espectáculo en el que el actor descubre el texto recién cuando sube a escena

César Troncoso
César Troncoso. Foto: Alejandro Pertichetti

Todos los miércoles y jueves, la Sala Delmira Agustini, del Teatro Solís, está siendo escenario de una propuesta teatral fuera de lo común. Conejo blanco, conejo rojo es un texto del iraní Nassim Soleimanpour, en el que cada función se hace con un actor diferente, y sin director. No hay ensayos, y el actor (o la actriz) se asoma por primera vez al texto al momento de interpretarlo en escena. La modalidad se ha presentado en distintos escenarios del mundo, y ahora llega su versión local, que llega de la mano de Roberto Andrade.

En cada función, un actor distinto sale a escena. El juego lo abrió Rogelio Gracia, el miércoles pasado, y el jueves se presentó César Troncoso. Hoy la función estará a cargo de Levón, y mañana corre por cuenta de Gerardo Begérez. Luego tomarán la posta Myriam Gleijer, Andrea Davidovics, Marisa Bentancur y Graciela Rodríguez, cerrándose el ciclo el 13 de junio. Todas las funciones son a las 21.00 y las entradas, en Tickantel, valen $ 440.

Gerardo Begérez
Gerardo Begérez. Foto: Alejandro Persichetti

El espectáculo, que en el medio local es para mayores de 15 años, tiene un origen prácticamente novelesco. Soleimanpour, con 29 años de edad, no pudo salir de su país (en 2010) por haberse negado a realizar el servicio militar, desde una militancia pacifista. A partir de este hecho, que no le permitió asistir al Festival de Edimburgo, escribe esta obra, que finalmente llevó su voz a través del mundo entero. La función busca ser un encuentro con el público que procura transitar la cuerda emotiva, promoviendo plantear más preguntas que respuestas.

Y llega con muchas pautas a nivel de producción para poder ser desarrollado con éxito, y quizá la principal es que tanto los actores que han hecho la obra como los espectadores que ya han asistido, no divulguen el contenido del texto, que busca ser la base de una propuesta escénica donde se cruza lo teatral y lo performático, para hablar sobre los vínculos y las tensiones entre la libertad y la conformidad. 

Roberto Andrade
Roberto Andrade. Foto: Difusión

“Esta obra fue un boom cuando se dio a conocer, en 2010. Tanto que fue traducida a 25 idiomas y representado en todo el mundo. Hace un par de años, en Broadway lo estrenaron Whoopi Goldberg y Nathan Lane, y luego el texto llegó a Argentina el año pasado, y lo hizo Claudio Tolcachir en Timbre 4, que además interpretó la primera función. Y ahora lo trajimos a Uruguay, y lo que te piden es mucha confidencialidad, a través de un contrato con multa”, contó Andrade a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)