Entrevista a José María Muscari

“Esta comedia plantea cosas que el público quizá vivió”

Esta noche se estrena En la cama, con elenco encabezado por Maxi de la Cruz

José María Muscari
José María Muscari estrena hoy una nueva comedia. Foto. Ariel Colmegna

Con entradas agotadas, hoy se estrena En la cama, la comedia de Muscari que busca seguir el éxito de taquilla de Falladas, desde la sala de Teatro Movie. Interpretada por Adriana da Silva, Coco Echagüe, Luciana Acuña y Maxi de la Cruz, la obra fue estrenada en Argentina, Perú, Chile y Paraguay, y esta noche surge su versión uruguaya, que irá martes a las 20.30. Entradas en la sala, desde $ 390.

-Es la primera vez que dirigís a Maxi de la Cruz.

-Para mí es un placer trabajar con Maxi, a quien yo conocía básicamente como humorista, porque lo había visto en espectáculos de Aníbal Pachano y de Flavio Mendoza. Pero se puede decir que no lo conocía como actor, y no vi su trabajo en Como el culo, aunque me dijeron que estaba brillante. Creo que En la cama, además de sacar afuera su perfil de comediante, sacó para afuera al actor, y es un actor con una enorme sensibilidad. Y en esta comedia pone de manifiesto de sexualidad, su sensualidad, su atractivo. Las mujeres y los hombres se divierten mucho con Maxi: creo que tranquilamente podría ser un sex symbol. Porque es un tipo muy atractivo, que a las mujeres les gusta mucho. Me parece que En la cama va a poder descubrir por primera vez todo eso que hay en él detrás del payaso: el hombre que hay en él.

-En la misma sala de Teatro Movie presentaste tu comedia Falladas. ¿Qué diferencias ves entre ese título y este nuevo?


-Son muchas las diferencias. En la cama tiene una puesta que es mucho menos convencional que la de Falladas, porque se trata de dos parejas que compartieron la misma casa, en dos épocas diferentes de sus vidas. El público va a ver a esas dos parejas dentro de la cama todo el tiempo: en ese aspecto es un poco promiscua. Creo que los hombres que iban a ver Falladas, se sentían como metiéndose como en el universo de las mujeres. Mientras que En la cama no tiene que ver con un género, porque la obra habla de cosas que nos preocupan a todos. Todos queremos gustarle al otro, y que nuestros amores no tengan fecha de vencimiento. Por eso la obra genera un gran espejo de identificación.

-¿Cómo son esos cuatro personajes?

-Por un lado están Bautista y Maruca, que los hacen Coco Echagüe y Adriana Da Silva, que hacen de una pareja que está casada hace mucho tiempo y tienen un hijo adolescente. Ella es profesora de pilates, y él inventor (inventó el cepo, ese sistema con el que traban los autos cuando están en infracción), y están en el tedio de la vida cotidiana. Se aman, y son muy exigentes el uno con el otro. Y la otra pareja, ella es supervisora en una agencia de turismo, y tiene una fascinación con todo lo que tiene que ver con el clima: tormentas, granizos, huracanes. Y el personaje de Maxi es técnico en computación, y se dedica a extraer virus que aparecen por mirar pornografía. Es una pareja que está en una disyuntiva, porque ella es muy liberal y él es más clásico.

-La obra plantea problemas cotidianos...

-Sí, esta obra plantea cosas que el público quizá vivió, por estar falto de deseo por tu pareja, o porque te gusta otra persona que no es tu pareja. Y te preguntás si eso está bien o mal. Por eso creo que es un espectáculo políticamente incorrecto. Dice lo que uno siente y piensa. Y eso los personajes se lo dicen entre sí: son personajes que generan mucho humor pero también mucho dolor. Es poner arriba del escenario la vida de cuatro personas comunes.

-¿Estás conforme con la respuesta de público de tu versión uruguaya de Bollywood?

-Sí, estamos en la recta final, en las últimas funciones, y nos sorprendió convocar tanto público los lunes, y día tan atípico para ir al teatro. El espectáculo ya fue visto por siete mil personas, y vamos a estar todo julio. En principio iban a ser ocho funciones y terminan siendo muchas más. La verdad que la recepción por parte del público ha sido muy buena, siendo que es un espectáculo tan poco clásico, y de alguna manera inclasificable. La verdad que siento que acá, como en Argentina, fui haciéndome un lugar.

-Hubo protestas porque Bollywood era con entrada a la gorra. ¿Eso en Argentina te había pasado?

-Sí, se discutió también, quizá más mediáticamente. Aunque acá también. Acá una parte del mundo del espectáculo, a mi forma de ver, percibieron que lo que estaba pasando con Bollywood era poco habitual. Los uruguayos copiaron lo de la argentina. Como Bollywood llamó mucho la atención, la mejor forma que encontraron de llamar la atención es hablar de él. Es una modalidad muy argentina: hablar de lo del otro, para lograr visibilidad. Pero acá en Uruguay me siento muy querido, e incluso en momentos tormentosos, como ese conflicto que hubo con Bollywood por la modalidad a la gorra, no dejo de tomarlo como parte de mi profesión. Como un condimento, como un color.

-Hace unas semanas estrenaste Derechas, en el Teatro Regina, de Buenos Aires, ¿pensás que la obra puede venir a Montevideo?

-Me encantaría, pero por ahora es imposible pensar en moverlo. Allá está teniendo mucho éxito de público, incluso estamos pensando en agregar funciones, porque tenemos un mes y medio de entradas anticipadas ya vendidas. Y eso es una verdadera alegría, en este momento, en una Argentina difícil, en la que todo el mundo cuida mucho el mango, mes a mes. Además es difícil de mover porque tiene un elenco multiestelar, con actrices que tienen compromisos en televisión diaria. Carolina Papeleo que está con Moria, Calu Rivero que protagoniza la próxima novela de Telefé. Juana Repetto tiene una vida muy activa, y es una influencer muy fuerte en las redes. O sea que venir a Uruguay sería difícil en este momento. Pero no descarto que en algún momento suceda, porque acá la obra convocaría mucho público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º