TEATRO

Comedia dramática en peluquería de los años 80

Álvaro Ahunchain dirige Magnolias de acero en la Alianza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Apuesta: Álvaro Ahunchain ante un sexteto de actrices en Magnolias de acero. Foto: A. Colmegna

Este viernes, la Alianza Uruguay-Estados Unidos estrena Magnolias de acero, con elenco encabezado por Silvia Novarese, Isabel Schipani y Virginia Méndez. El libro, de Robert Harling, fue llevado al cine por Herbert Ross en 1989, con un elenco que incluía a Julia Roberts, Olympia Dukakis y Shirley MacLaine. "Yo no había visto la película, pero cuando llegó a mis manos la obra de teatro, la vi. La película es como una ampliación de la propuesta de la obra. Y no me pareció la película tan interesante. Pero cuando uno se pone a trabajar ese texto en el escenario, empieza a aflorar la inteligencia y la intensidad de la obra en toda su dimensión", contó a El País Álvaro Ahunchain, a cargo de la puesta en escena.

El elenco, que completan Jenny Galván, Josefina Trías y Tefi Crocce, interpreta a un grupo de seis amigas que se encuentra en la peluquería, ubicada en un pequeño pueblo norteamericano del Sur. Entre chismes, críticas y confidencias, irá saliendo a flote el drama de una de ellas, que se debate entre un problema de salud y la voluntad de ser madre. "Hay un humor de palabra, muy divertido y ágil, a la vez que ahonda en un problema muy sentido. Combina de manera excepcional la comedia y el drama", dice Ahunchain sobre este espectáculo, que irá en la sala principal de la Alianza, los sábados a las 21.00 y los domingos a las 19.30. Entradas en Abitab, a $ 390.

La obra había sido llevada a escena en la propia Alianza americana en 1989, dirigida por Max Ferrá, y con Cristina Morán y Rosita Freiría en el elenco. La nueva versión apuesta a la intensidad del sexteto de actrices. "Me parece importante destacar que Isabel Schipani vuelve al teatro. Ella estaba como alejándose de las tablas, y la verdad que hace un trabajo de una comicidad increíble. Hace el personaje que en la película hacía Shirley MacLaine, un personaje con entradas muy sorprendentes e insólitas", indica el director, que apostó fuerte a la sinergia entre los intérpretes.

La nueva versión se vuelve a ubicar en los años 80, lo que permite al equipo jugar con algunos guiños de entonces. "Trabajamos con una traducción excelente, que había hecho la querida Elena Zuasti, quien le había dado mucha naturalidad a los diálogos. Y luego, con las actrices le fuimos buscando la mayor naturalidad en los diálogos".

Sobre Zuasti (1935-2011), Ahunchain reflexiona: "A Elena le tocó pasar un período complicado, relacionado con sus posiciones políticas, que eran divergentes de la posición política dominante que existía en la clase intelectual del país. Pero nadie duda que fue una de las grandes figuras de la historia del teatro uruguayo".

Ahunchain asegura que trabajar en el ámbito de la Alianza le permite llevar adelante textos de calidad. "Apuestan al buen teatro. Y no es una apuesta fácil en este país: lo más fácil es generar comedias livianas, con fácil repercusión en los espectadores. Traer, como hace algún teatro por acá, elencos argentinos que están palanqueados por los programas de chimentos".

Por otra parte, el director reclama más atención a los dramaturgos uruguayos. "Lo único que reclamo, en general, a los productores culturales de este país. Todos miramos mucho lo que se hace afuera, pero tenemos muy poca sensibilidad con lo que están escribiendo nuestros escritores".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados