Crítica: Tres

Una comedia común nada corriente

En Teatro del Notariado Gerardo Begérez dirige un buen trío de actrices cómicas

Tres
Tres, una comedia con varias sorpresas. Foto: Alejandro Cámara

Tres actrices con mucha experiencia sobre el escenario, y un texto que las impulsa a la actuación cómica, aunque con un costado dramático. Y en un marco de producción esmerado, como ya empieza a ser costumbre en las obras del director Gerardo Begérez.

Para ser una escenografía de un living, la resolución estética es interesante, incluso novedosa, y está potenciada por las luces. En esa sala suntuosa, la dueña de casa (Silvia Novarese, siempre solvente en la comedia), recibe a dos señoras (Graciela Rodríguez y Virginia Méndez), quienes años atrás fueron compañeras de estudio. Y la reunión, entre ironías y comentarios de sexo, transcurre como tantas comedias de reencuentros. Hasta que las acciones se disparan, aunque el autor -el español Juan Carlos Rubio- consigue hacer volar argumentalmente la trama, hasta el disparate, conservando una base de sentido de la realidad.

Las escenas transcurren a buen paso, provocando risa en el público, apelando a veces a cierta cosa más popular, incluso un poco vulgar. Pero en las tres interpretaciones y en la química entre las actrices, hay mucho para ver y disfrutar. En buena medida por las distancias que hay entre los personajes, sus profesiones y clases sociales: Novarese, en el rol de una comunicadora famosa, jugando con ciertos tics, y una frontalidad, bien de clase alta. Rodríguez, desde un personaje más popular, y Méndez, desde uno más inhibido, y con menos mundo. Y las actuaciones cobran variantes cuando entra en el asunto el alcohol, el porro, y luego los tres embarazos, con todo el cambio físico que eso implica.

Pero Rubio logra ofrecer una comedia ligera, que luego se va transformando en algo más profundo, abriendo una reflexión sobre la paternidad, y la búsqueda de la realización personal a través de los hijos. En ese aspecto, Tres sabe alternar los consabidos juegos eróticos y los chistes sobre sexualidad de una comedia popular, para el gran público, con una meditación algo más honda. Y con varias sorpresas a medida que avanza la trama, algunas de las cuales surgen del papel de Cristian Amacoria, cuyo personaje hace detonar el argumento, hasta un final inesperado.

El Notariado sabe de comedias populares, y el nivel de las mismas puede ser desde muy alto hasta lo más corriente. En el caso de Tres, autor y director supieron armar una comedia divertida, original, recordable.

ficha

Tres [****]

Autor: Juan Carlos Rubio. Dirección: Gerardo Begérez. Escenografía: Gerardo Bugarín. Vestuario: Nelson Mancebo. Luces: Leonardo Hualde. Actores: Silvia Novarese, Graciela Rodríguez, Virginia Méndez y Cristian Amacoria. Sala: Teatro del Notariado. Guayabo 1729. Funciones: sábados a las 21.00 y domingos a las 20.00. Entradas en Tickantel y en la sala, a $ 480.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)