TEATRO

Una combinación exitosa de sensibilidades

Gabo Ferro y Ruben Szuchmacher estarán juntos en el Solís.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gabo Ferro

Falta algo menos de un mes, y conviene estar atento: el jueves 14 de julio a las 22.00 en la sala principal del Teatro Solís se presenta un concierto del cantante de rock argentino (también poeta, historiador y docente universitario) Gabo Ferro, con puesta en escena de Rubén Szuchmacher, un capo de la dirección teatral porteña.

La dupla del músico y el teatrista presentará Espacio contra el Estallado, un concierto sobre la discografía del cantante, que propone una sofisticada puesta. Se trata de un recorrido por los discos de Gabo en un concierto que experimenta con el cruce de historias, lenguajes, miradas y disciplinas, el encuentro entre los dos artistas puso en comunicación dos áreas vecinas, colindantes. Las localidades están a la venta en TickAntel y en la sala, y valen $ 360 y $ 220.

Esta experiencia tiene su antecedentes en diciembre de 2014, cuando se estrenó Ese grito es todavía un grito de amor, una ópera contemporánea sobre textos de Fragmentos de un discurso amoroso de Roland Barthes y música de Gabriel Valverde. Gabo Ferro fue el protagonista de la obra y Szuchmacher su régisseur. Aunque ya se conocían de cruzarse en los pasillos del mítico Centro Cultural Rojas en los 90, cuando Gabo solía tocar ahí con su banda Porco, y Rubén se desempeñaba como director artístico, esta ópera fue la primera producción en la que se descubrieron trabajando en conjunto. La comunión fue inmediata.

Ese grito es todavía un grito de amor tuvo entonces tres únicas funciones con localidades agotadas y buena repercusiones en la crítica. El viento a favor los llevó a no desarmar el equipo, y surgió este Espacio contra el Estallado, que fue recibido nuevamente con entusiasmo tanto por el público como por la prensa. A partir de esa experiencia Ferro y Szuchmacher deciden dar continuidad al proyecto haciendo una versión nueva que reúne mayor repertorio y despliegue visual.

"Más que poner en escena una obra, lo que vamos a hacer en el Solís es elaborar una obra, lo cual para nosotros es como un estreno", comentó Szuchmacher sobre esta presentación. "Cuando empezamos a trabajar, lo primero fue elegir, entre unas cien canciones, 20 o algo más. De allí surgieron como cuatro programas, con una misma puesta, o cuatro obras diferentes con esa puesta", agrega Gabo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)