comedia

Claudia Piñeiro, también creativa en la escena

Esta noche en Carrasco se presenta Con las manos atadas, con Nacho Duarte y Mercedes Pallarés

Con las manos atadas
Con las manos atadas, una comedia reflexiva. Foto: Alejandro Persichetti

Una escribana y su secretario son arrojados con las manos atadas y espalda con espalda en el depósito de la escribanía mientras unos delincuentes desvalijan el lugar. Obligados a permanecer de esta manera durante toda la noche los personajes van desarrollando estrategias para sobrellevar tan difícil situación. De eso va Con las manos atadas, que hoy a las 21.00 se presenta en el Teatro Antonio Larreta, del Carrasco Lawn Tennis. Las entradas se venden en la propia sala (Dr. Eduardo Couture) y valen $ 400.

El texto es de Claudia Piñeiro, reconocida escritora argentinas, cuyas novelas Las viudas de los jueves y Betibú han sido llevadas al cine, multiplicando su popularidad. Y esta obra permite tomar contacto con el perfil de Piñeiro como dramaturga, en particular en modo en que aborda en la pieza el tema de la soledad. Los protagonistas son dos personajes diametralmente opuestos en su visión de la vida, y en esa situación límite deberán escucharse y relacionarse por primera vez en los años que trabajan juntos.

Comedia sobre las reacciones humanas llevadas al extremo, la versión uruguaya cuenta con dirección de Stella Rovella, directora de larga trayectoria en la escena local. Y los protagónicos están a cargo de Mercedes Pallarés y Nacho Duarte, este último un intérprete de mucha gestualidad corporal y facial. Ellos son los responsables de explotar el componente cómico de esta comedia, a través de un dialogo inteligente y sarcástico, que desnuda la intimidad de los personajes. Es que apresados por las muñecas, la dupla no tienen más remedio que compartir sus ideas y sentimientos, obligados a hacer como un paréntesis en las diferencias sociales, ideológicas y psicológicas. Pero a la vez, ellos deben coordinar sus movimientos y sus reacciones, dando lugar a un acercamiento que hubiera sido impensable en circunstancias habituales. La obra cuenta con escenografía, vestuario e iluminación de Larisa Erganian, y música original y ambientación sonora de Carlos García. La pieza invita a la risa, buscando que el espectador abandone la sala con una reflexión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)