desde argentina

Cuando el cine acerca su lenguaje a la danza

Desde Buenos Aires llega mañana a Sala Verdi, La vida de ella

La vida de ella
La vida de ella. Foto: Difusión

Desde Buenos Aires llega a Sala Verdi mañana La vida de ella, un espectáculo de danza y cine a cargo de Daniel Bohm y Mariana Blutrach. Viene con muy buen as credenciales artísticas, y estará por dos funciones, martes y miércoles, a las 20.30. Tickantel, $ 350.

La dupla de artistas creadores de este espectáculo está integrada por una coreógrafa y un cineasta, conjunción que explica el formato de la obra, en la que dialogan elementos cinematográficos y dancísticos. Protagonizada por Romina Pedroli, Federico Ottavianelli y Gustavo Lesgart, la propuesta multimedia se completa con música en vivo. El objetivo, ofrecer un espectáculo en el que la realidad y lo onírico se fundan en distintos planos, creando una atmósfera intimista.

“Una de las características de esta obra es la interacción de varios lenguajes, por eso somos dos directores. Nosotros dos hemos venidos trabajando desde hace mucho tiempo, y en este caso trabajamos el tema del universo de la mujer, con todo el mundo de la fantasía femenina, sus recuerdos, y todo eso está plasmado en las escenas filmadas, que son un poco como entrar dentro de la cabeza de ella. Y en vivo es ella con los otros personajes: un hombre, una niña y un muchacho, que a su vez es el pianista de la obra”, adelantó a El País Mariana Blutrach.

El espectáculo es ecléctico en su aspecto musical, y la meta del equipo es plantear la dinámica entre esos dos mundos, el real y el de la fantasía. “Y junto con eso, la obra se cuestiona qué es lo real. Partiendo de la idea de que nosotros dormimos un tercio de nuestra vida, y todo lo que sucede en uno cuando uno duerme, ¿por qué es menos real eso que cuando estamos despiertos?”, se pregunta la directora a sí misma, y se lo pregunta a los espectadores.

Y agrega: “¿Y por otro lado, aun estando despierto, cuando uno está con el otro, qué significa estar con el otro? ¿Podemos en realidad estar con los otros? Yo creo que en realidad la obra lo que se plantea es sobre ese límite difuso que hay entre lo real y el mundo más de la fantasía, de los sueños. Ese límite que se va diluyendo. Y en la obra se empiezan a mezclar esos dos mundos”, señala Blutrach.

La directora puntualiza que se trata de una obra poética, abierta, en la que se ha trabajado mucho en su estructura. “Sobre todo porque la danza es un lenguaje tan abstracto, que hemos trabajado mucho en buscar el sentido. Aunque por supuesto que es una obra que apunta a lo sensible, y con varias interpretaciones, que se termina de cerrar con el espectador”, afirma.

Curiosamente, esta obra nació con un sueño de la directora, y ese sueño está en el espectáculo. Pero por otro lado, el sentido del espectáculo no se limita al mundo femenino, “porque ese universo de la mujer puede estar referido también a un hombre, de sus aspectos femeninos”.

La obra surge de una pesquisa, que tiene que ver con cuánto puede ayudar el cine a profundizar en el universo de la danza, a mostrar los movimientos, pero también a complementar los sentidos de los movimientos corporales. Y los resultados están a la vista, dado que este trabajo artístico fue ganador del Premio ARTEI a la Producción de Teatro Independiente 2016 y recibió el Primer Premio Fomento de las Artes de RFI (Radio France Internacional).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)