Nueve solos en el Solís con entrada gratuita

Un ciclo de danza moderna bajo el sol del mediodía

Hoy comienza una nueva edición del ciclo Solos al mediodía, que los viernes y sábados de octubre y noviembre a las 13:00 ofrece trabajos experimentales de danza, con entrada libre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Andrea Arobba, la curadora de "Solos al mediodía".

El encuentro, que va en la Sala Delmira Agustini del Teatro Solís, abre este mediodía con un trabajo de la artista belga Sophie Melis, que presentará Consuming, obra que se repite mañana en el mismo horario.

"Esta edición reúne a bailarines de todas las generaciones, tenemos de 20, de 30, de 40 y de 70. De hecho hay un bailarín que tiene 73 años, por ejemplo, que representa un poco que uno baila hasta la muerte, digamos. En la danza contemporánea no está ese límite de tiempo que hay en el ballet clásico", explicó a El País Andrea Arobba, curadora del ciclo que hoy comienza su sexta edición.

La artista señala que el criterio que aúna a estos trabajos es que son unipersonales que exploran en la búsqueda de la identidad, la memoria y el conocimiento. "La conciencia nacida en estos cuerpos se abre paso e ilumina la relación con la creación más íntima, aquella que se realiza a solas. Y que justamente por ser íntima se torna universal. La luz del sol será la que potencie ese intercambio de creatividad, pues los espectáculos serán diurnos, y tomarán lugar en un contexto en el que la presencia del entorno urbano, del que estaremos separados apenas por unos ventanales, ayudará a expresar la doble condición pública e introspectiva, que es característica del solo como género".

El viernes 9 y sábado 10 se presenta Juan Ibarlucea para hacer Fama, que trata sobre la popularidad repentina, vinculada al consumo masivo. Una semana después será el turno de Vera Garat, que ofrecerá Posible reproductivo, que propone una composición coreográfica donde el espacio y la atmósfera generada por la escena se vuelven elementos esenciales, tan fundamentales como el uso del cuerpo y la voz.

El viernes 23 y sábado 24, el veterano bailarín uruguayo Luciano Álvarez hace Al borde de la piscina, que trabaja con elementos oníricos. Paola Pilatti preparará para el fin de semana siguiente Anatomía de un campo minado, que trabaja sobre lugares comunes como la limpieza perfecta, lo inmaculado y otros tópicos del consumo. Para noviembre se espera la participación de Gil Kerer, Mariana Casares, Laura Rodríguez y Lucía Naser.

"En estos casos tratamos que sean espectáculos, y no work in progress, y también por eso los artistas más jóvenes trabajaron con un tutor, que no los dirige pero sí los orienta un poco y les aporta devoluciones", puntualiza Arobba, quien remarca que cada vez más la danza moderna tiene un componente interdisciplinario, con recursos tecnológicos cada vez más cercanos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)