Una muestra sobre la diva uruguaya

China Zorrilla a través de imágenes y objetos

Una exposición en el Museo Zorrilla evocará a la gran actriz

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"China era una persona sin ninguna pretensión", afirma Reyno.

Un trabajo conjunto entre el Museo Zorrilla, el Teatro Solís y la Comedia Nacional dará como resultado la exposición La Comedia de China, que este martes 1° de diciembre, a las 19:00, se inaugura en el Museo Zorrilla, en Zorrilla de San Martín 96.

La muestra será un homenaje a una de las artistas de teatro de mayor proyección que ha dado Uruguay, y reúne materiales inéditos y objetos personales del período comprendido entre 1948 y 1959, cuando la actriz fue una joven figura de la Comedia Nacional. Años que la propia China en su momento definió como "los años más felices de mi vida."

La exposición fue realizada a partir de una investigación de Diego Fischer (autor de la biografía de China Zorrilla A mí me aplauden. Las historias que China no contó), y cuenta con diseño de Osvaldo Reyno, reconocido escenógrafo de larga trayectoria, quien trabajó en muchas ocasiones junto a la actriz. También se contó con el apoyo del Ciddae (el centro de documentación del Solís), que aportó un amplio acervo documental que da cuenta de los años de China junto al elenco oficial.

A través de diversos documentos y soportes físicos, la muestra no solamente busca abordar una semblanza biográfica de la querida intérprete, sino también algo de aquellos años 50, que fueron un período fermental del teatro en Montevideo. El resultado conjuga muchos materiales que hasta hoy no han sido difundidos, como fotografías, programas de mano, afiches, libretos, bocetos de escenografía y vestuario, notas de prensa y vestuarios.

"El Museo fue la casa de su abuelo, donde transcurrió parte de la infancia de China. Me parece un gran acierto haber elegido la casona de Punta Carretas, por todo lo que representa y por lo que es. El acervo propio del museo, que está en sus salas desde siempre, es un complemento muy interesante para la muestra", explicó a El País Fischer, quien asegura que la exposición es capaz de seducir a un amplio rango de visitantes: "Es tanto para el público que conoció y disfrutó de China, como para quienes, por razones cronológicas, no llegaron a verla en un escenario. Es también una manera de acercarse al nacimiento del teatro uruguayo de calidad".

Un recorrido por el museo permitirá tomar contacto con documentos de las más de 40 obras en las que China actuó o dirigió en su pasaje por la Comedia Nacional, a la que se sumó luego de su regreso de Londres, donde estudió en la Real Academia de Arte Dramático. "Es un material extraordinario al que, habitualmente, acceden los investigadores, por más que el Ciddae está abierto al público en general", puntualiza Fischer.

También hay materiales audiovisuales inéditos sobre la artista, así como una serie de objetos personales que fueron de ella, y que la familia Zorrilla prestó para la muestra, lo que permitirá tener una visión intimista de la gran actriz.

"Nos prestaron sus familiares distintos elementos como para armar un rincón de China. Es como una instalación bastante desordenada, con cuadros sobre sillas, alfombras. Hay fotos familiares, cosas de Guma Zorrilla, fotos con su padre. Y hay mucho material que China usaba a nivel personal, y también de bocetos de Guma, que China tenía siempre. Yo armé un ambiente más teatral, y también utilizamos sillas de la Comedia Nacional", indicó Osvaldo Reyno a El País.

"El Museo Zorrilla, lo que tiene de bueno es que es como entrar en una casa, como un castillo en miniatura. Está todo el recorrido por la casa, y me parece interesante que la gente entre por el frente, que la recorra, para después entrar en la exposición. Habrá alfombras que ella usó en distintas obras de teatro, y las pongo en el piso para que la gente pise, para dar una cuestión más informal, como es un poco el teatro. Busca ser una cosa también impactante a nivel teatral", explica el reconocido escenógrafo.

"China era una persona sin ninguna pretensión; no pretendía tener una casa con el mayor nivel. Le interesaba tener los recuerdos de su familia, pero no le interesaba demostrar determinado nivel económico. Era una mujer de teatro, total. Ella vivió para el teatro. Las cosas que tenía, las podía tener cualquiera. No tenía esas pretensiones que tuvieron algunas grandes actrices, de tener una casa espectacular", dice Reyno recordando a la actriz, fallecida en septiembre del año pasado.

"China era como un showman. Ella entraba en un lugar y realmente era una atracción. Cuando yo era bastante joven, China venía mucho al Teatro Circular, porque Guma trabajó mucho allí. Y cuando estábamos dando una obra, para nosotros era como terrible, porque la miraban más a ella que a todos nosotros, por lo atractiva que era, por los cuentos que hacía, y por lo conocida que era", recuerda Reyno con humor, agregando que la idea es hacer luego otra exposición más grande, que abarque más la extensa carrera de la actriz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)