El murguista Maxi Tuala ya se perfila como una figura

Carnaval por herencia familiar

Desde hace un par de años, es uno de los nuevos referentes del Carnaval uruguayo. Sus compañeros lo definen acertadamente como un "tipo sencillo y muy tímido" pero arriba del escenario sabe como dismular esos rasgos de su personalidad. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maxi Tuala y sus primeros pasos en Carnaval. Foto: Ana Laura De Brito.

Conocido como Maxi Tuala, confesó a El País que su nombre es Carlos Maximiliano Bianco Piñeyrúa y que si bien es hijo de Roberto Tuala, legalmente no lleva su apellido.

En un momento de su adolescencia decidió empezar a utilizar el apellido de su padre aunque señala que nunca hizo el trámite legal para obtenerlo, por simple pereza. Con 29 años y su vinculación con el Carnaval parece darse por transmisión genética. De chiquito iba con sus tíos maternos, utileros de Los Bubys, a trabajar en Carnaval.

Fabrizio Speranza, amigo de la infancia y actualmente vinculado a La Gran Muñeca, lo invitó a salir Los Chobys y esa fue su primera experiencia en el "Carnaval de verdad".

Arriba del escenario es uno de los personajes principales de Cayó la Cabra y parece llevarse el mundo por delante. Pero una vez que baja vuelve a ser una persona muy tímida que por momentos hasta se muestra incómoda al ser reconocida.

El Carnaval significa mucho en su vida, aunque divide claramente los espacios, "una cosa es la fiesta, los tablados y el contacto con la gente. Otra, el concurso. que tiene que estar"

Lo han venido a buscar en varias oportunidades para otros conjuntos y categorías y si bien es agradecido, entiende que su lugar en este momento está en "Las Cabras". En ese sentido, suele ser categórico: "De acá no me voy ni a palos" y agrega que por ahora el Carnaval es un espacio artístico y no depende de él para vivir. Por lo tanto, no tiene que mirar lo ecónomico a la hora de elegir el lugar dónde salir cada año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados