APERTURA DE TEMPORADA

"Carmina Burana" lleva 5.000 entradas vendidas: megaproducción del Sodre con el BNS a la cabeza

El primer título de la temporada del ballet oficial promete gran despliegue y sensualidad

Carmina Burana
Conferencia con Naser, Wainrot, Yebra, la ministra Muñoz e Ibarra. Foto: Francisco Flores

Hoy al mediodía en el Auditorio Nacional Adela Reta hubo una conferencia de prensa, que tuvo como protagonista al espectáculo de ballet Carmina Burana, con la que el Ballet Nacional del Sodre abrirá su temporada 2019, el jueves 21 de marzo. Según señaló Doreen Ibarra, presidente del Sodre, es la primera vez que ese título se hace en el Sodre como ballet, con orquesta, coro y solistas, poniendo en juego a los tres cuerpos estables del instituto.

Carmina Burana es una cantata escénica del siglo XX compuesta por Carl Orff entre 1935 y 1936, utilizando como texto poemas medievales de la obra homónima. El Sodre la hizo desde 1956 como concierto sinfónico coral, pero nunca en la modalidad que ahora se presenta.

La coreografía del espectáculo irá por cuenta del argentino Mauricio Wainrot, quien ya ha trabajado para el BNS, y quien definió esta puesta como altamente sensual, dado que apuesta fuertemente a la exhibición del físico del bailarín.

Se darán 14 funciones, hasta el 5 de abril, y ya hay vendidas 5.000 localidades, a más de un mes del día que se estrenará.

Diego Naser, director de la Ossodre, remarcó la importancia de la participación de la orquesta junto al BNS, señalando que esta temporada se han multiplicado los espectáculos del ballet oficial con música en vivo.

Igor Yebra, por su parte, señaló que el año pasado el BNS convocó 122 mil espectadores, y el objetivo es ir a más. Con eso en la mira, esta temporada se ha preparado una programación variada y novedosa, que tendrá al espectáculo La Sílfide, en mayo, y Noche francesa (con Suite en blanc y El sombrero de tres picos) en junio. También volverán a la cartelera del BNS Cuentos de la selva Onegin, y en diciembre será el estreno de Manón.

Finalmente, la ministra de Cultura María Julia Muñoz agradeció especialmente la colaboración de las embajadas de Italia y Francia, esta última en especial para la realización del ballet Noche francesa, una de cuyas partes contará con la escenografía y los vestuarios que en su tiempo diseñó Pablo Picasso. 

En ese aspecto, se busca que este año el nombre de Picasso esté bien presente en la agenda cultural uruguaya, tanto por la exposición que hará el Museo Nacional de Artes Visuales como por el ballet "El sombrero de tres picos".

La ministra a su vez pidió al embajador de Francia colaborar en la gestión para que el BNS se pudiera presentar en París, agregando que la sede ideal sería el edificio proyectado por el arquitecto uruguayo Carlos Ott, en referencia a la Ópera de la Bastilla, como un modo de marcar una doble presencia uruguaya en la capital francesa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)