ENTREVISTA

Carlos Portaluppi: "En 'El marginal' no hay buenos ni malos"

El notable actor argentino llega mañana al Teatro Metro con la comedia Perfectos desconocidos, bajo dirección de Guillermo Francella

Carlos Portaluppi
Carlos Portaluppi, un actor dúctil que llega con una gran comedia al Metro. Foto: Difusión

Coco Echagüe, Leo Pacella y Victoria Rodríguez interpretaron este año Perfectos desconocidos, en Teatro Movie. Mañana a las 20.00 llega al Teatro Metro la versión porteña, dirigida por Guillermo Francella. Carlos Portaluppi, destacado actor argentino, contó detalles de la comedia y de este gran momento de su carrera. Entradas en Abitab, de $ 1910 a $ 1110.

-Perfectos desconocidos es una comedia con momentos de drama...

-Sí, es claramente una comedia, pero que aborda momentos con mucha hondura emocional, que rozan en drama. Porque en el drama también puede haber mucho humor. Los dramas que viven estos personajes en la obra, causan mucha empatía con el público. La obra tiene una serie de personajes con los que el público se identifica mucho, sobre todo por todo lo que tiene que ver eso de estar en contacto con la tecnología de hoy en día. Un niño de tres años ya empieza a manejar la tecnología.

-¿Vos sos una persona muy pegada a su celular?

-Ni estoy enviciado con mi celular ni tomo distancia de él. Para mí el celular hoy en día es una herramienta, desde donde manejo mi agenda de trabajo y mi contacto con mi familia y mis amigos. Y utilizo las redes para difundir mi oficio. Tratando de mantener mi vida privada distanciada de ese mundo. Las redes las uso fundamentalmente para difundir lo que hago en teatro: es una manera de llegar al público, para poder convocar. Es distinto a lo que pasa con los trabajos de televisión, por ejemplo, donde la difusión la hace la producción. En el teatro eso es más complejo, y nosotros colaboramos a difundirlo.

Perfectos desconocidos
Perfectos desconocidos, una comedia sobre los celulares. Foto: Federico Brunetti

-¿Qué te pidió la producción de El marginal, para la composición de tu personaje, El Morcilla?

-Bueno, en El marginal no hay un personaje que se salve, por algo están todos ahí, por algo. Creo que en El marginal no hay ni buenos ni malos. Pero a mí me tocó hacer un personaje que a mí me gusta mucho, porque uno descarga todo lo políticamente incorrecto. No hay límite para poder trabajar en él. Te permite expresarte libremente, sabiendo que estás contenido en el marco de una ficción, contando una historia. El productor, Sebastián Ortega, me pidió que hiciera un ser desagradable. De entrada, ya en los primeros días. Y cuando chequeó las primeras semanas de grabaciones, me dijo que quería que yo fuera por más. Me pidió una energía que le permitiera diferenciar a los personajes entre sí.

-El set de filmación debió de ser un lugar removedor...

-Sí, la ex cárcel de Caseros. Vos entrabas al lugar, y las paredes, los pisos, los techos, hablan por sí mismos. Recuerdo que la primera semana de grabación, en un tiempo de espera, empecé a recorrer un poco los pabellones, todo viejo y abandonado, y me encuentro con una montaña de fichas verdes. Como un médano. Y levanto una y era el registro del ingreso de un ciudadano suizo, detenido por robo a mano armada, en la calle Florida al 400. Me temblaban las piernas, se me cayó la tarjeta de las manos. Era tomar contacto con una realidad apabullante. Y entre la humedad del lugar, y el frío, en ese momento, empecé a armar, a construir ese Morcilla. Ese lugar me pobló de imágenes, que me ayudaron a contar esta historia, que tanta repercusión ha tenido.

Perfectos desconocidos
Perfectos desconocidos, con dirección de Francella. Foto: Federico Brunetti

-Vos sos un actor inconfundible porque tenés un volumen físico muy particular...

-Nunca fue impedimento para mí la condición que vos describís sobre mi persona. A mí no me llaman a trabajar por gordo, sino para contar una historia. Siempre trato de contar la historia: busco contar una historia desde mi personaje.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)