ballet

Cannes aplaudió de pie al BNS y a Julio Bocca

El cuerpo de baile del Sodre cerró su gira europea con una presentación histórica en Francia

Don Quijote. El BNS en Cannes
Don Quijote. El BNS en Cannes. Foto: Difusión

El pasado viernes 8 de diciembre, en la apertura del Festival de danse de Cannes, el Ballet Nacional Sodre cumplió una gran actuación. En el Palais des Festivals, en su Grand Auditorium, la compañía oficial uruguaya de ballet ofreció Don Quijote, con coreografía de los argentinos Silvia Bazilis y Raúl Candal, siendo aplaudida de pie. Con una escenografía dinámica, un vestuario hermoso y sobre todo, con bailarines de un gran nivel según la crítica, el BNS maravilló al público del festival.

Con este ballet, que se presentó según la obra original de Marius Petipa, con música de Ludwig Minkus, finalizó una gira internacional que comenzó en noviembre, recorriendo distintas ciudades de Argentina para cerrar con presentaciones en Tenerife, Vicenza y Cannes. La prensa consignó: “Nos asombramos del despliegue físico de Gustavo Carvalho y de las proezas técnicas de María Riccetto. Y sobre todo, nos alegramos con ese final feliz con el que terminamos la noche con una gran sonrisa, fascinados por el vestuario y las proezas de los bailarines. Después del espectáculo, Julio Bocca, tímido pero irresistible, presentó la compañía y respondió a las preguntas del público y de Brigitte Lefèvre. Iluminada por las decoraciones de Navidad, Cannes parecía una ciudad de cuentos de hadas en esta noche”, señaló TouteLaCulture.com.

Por su parte, Théâtre du blog fue más lejos, afirmando: “El espacio reservado a los grandes ballets del repertorio clásico es cada vez menor en Francia. Aún la Ópera de Paris, reserva lo esencial de su programación a la danza contemporánea, muchas veces sin interés como Play, obra actualmente en cartelera. Nos podemos alegrar entonces de la apertura del Festival con este hermoso Don Quijote bailado por primera vez en Francia. Julio Bocca, su director, estrella del American Ballet Theater, renovó la compañía durante los siete años de su "reinado", el cual termina dentro de un mes. Con este Don Quijote, al cual hizo algunos ajustes para acentuar el ritmo, tuvo la oportunidad de mostrar la disciplina de sus bailarines. El cuerpo de baile, los solistas y los principales tienen todos la virtuosidad necesaria para interpretar esta obra maestra de la tradición clásica, alegre y luminosa pero llena de dificultades técnicas”. La reseña destaca a la brillante María Noel Riccetto, y hace una mención especial a Ciro Tamayo (en el papel del torero), “quien atraviesa el escenario con tres grands jetés”.

Paralelamente, entre el 31 de octubre y el pasado 3 de diciembre, el BNS recorrió el Interior, llevando su arte desde Artigas hasta Rocha. Ahora, la semana que viene, desde el jueves 21, estrenará Cascanueces, que tiene las localidades agotadas, cerrando con él un fructífero 2017, que será recordado como el último año de este ciclo en el que Julio Bocca lideró el cuerpo estable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)