CRÍTICA

Una buena idea para los niños

Sin dudas la obra más popular de Camille Saint-Saëns es el Carnaval de los animales y su elección para ser representada en las pasadas vacaciones de julio fue muy acertada pues sirvió como enlace para acercar a nuestros niños a tres disciplinas artísticas: la música académica, el ballet y el arteescénico.

Esta fantasía zoológica fue escrita en Viena en 1886 y estaba destinada a los discípulos del compositor de la Escuela Niedermeyer. En vida del autor se ejecutó dos veces, pero siempre en casas de amigos. La primera fue en París el 9 de marzo de ese año en la casa del violoncellista Charles Lebouc siendo los pianistas Louis Diémer y el compositor. Ambos se colocaron narices y barbas postizas ya que era martes de carnaval, haciendo honor al carácter satírico y humorístico de la obra. La segunda audición fue en la misma ciudad el 2 de abril pero en la casa de la famosa mezzosoprano Pauline Viardot García, estando presente el compositor Franz Liszt a quien se dedicó la velada. La única pieza que Saint-Saëns permitió que se imprimiera en vida fue "El Cisne" ya que las 13 restantes cumpliendo las decisiones testamentarias, sólo pudieron publicarse después de la muerte del autor. El estreno oficial fue por el compositor y director de orquesta Gabriel Pierné el 25 de febrero de 1922. Hubo de pasar 33 años para que nuestro país la escuchara por primera vez: el 19 de noviembre de 1955 la estrena la Ossodre bajo la dirección de Bernardo Freire López con los pianistas Hugo Balzo y Adhemar Schenone como solistas.

La versión que presentó Diego Naser al frente de la Orquesta Juvenil del Sodre fue de una calidad interpretativa excepcional por la fineza de matices, por la excelente sonoridad y el fraseo fluido y expresivo de las cuerdas y por la deferencia que brindó a los solistas. Debería reconocérsele el talento a Naser y convocarlo a dirigir más seguido. Este joven músico y director uruguayo aún no es reconocido acá como lo es en el exterior. Los pianistas Élida Gencarelli y Julián Bello se complementaron brillantemente en su magnífica interpretación mostrando calidad de sonido y sutilezas en el fraseo. Sin lugar a dudas el punto más alto de la obra fue "Aquarium", muy bien complementada por el ballet y las proyecciones a cargo de Lucas Cilintano.

La coreografía como la dirección escénica de María Inés Camou fue excelente como todo lo que esta artista se propone. La interpretación de "El Cisne" por la bailarina María Noel Ricetto fue de una belleza extraordinaria donde sus delicados movimientos de brazos nos recordaron a la inmortal Anna Pavlova. La actriz argentina Isabel de la Fuente consiguió captar de manera elocuente la atención de los pequeños con sus narraciones que oficiaron de preámbulos a cada pieza. La iluminación, el vestuario y el diseño de las máscaras estuvieron a la altura del brillante espectáculo ofrecido.

SABER MÁS

EL CARNAVAL DE LOS ANIMALES

De Camille Saint-Saëns . Por: Orquesta Juvenil del Sodre. Director: Diego Naser. Solistas: Élida Gencarelli y Julián Bello (pianistas). Participación especial del Conjunto de Música de Cámara del Sodre y alumnos de la Escuela Nacional de Danza del Sodre.

Bailarina invitada: María Noel Ricetto. Actriz: Isabel de la Fuente. Coreografía y Dirección Escénica: María Inés Camou.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º