Agatha ruiz de la Prada

Una bella durmiente con vestuario muy moderno

Hoy estrena el Ballet Nacional con ropas de Ruiz de la Prada

Igor yebra, Agatha Ruiz de la Prada y Julio Bocca en el Auditorio. Foto: Difusión Auditorio del Sodre
Igor Yebra, Agatha Ruiz de la Prada y Julio Bocca en el Auditorio. Foto: Difusión Auditorio del Sodre

Hoy comienza una nueva temporada del Ballet Nacional del Sodre con el estreno del clásico ballet La bella durmiente, cuyas funciones se extenderán hasta el 29 de marzo (ver recuadro). Será una producción inusual la que presente el BNS, no solo porque será la primera prueba del español Igor Yebra al frente de la compañía de danza estatal, también porque el vestuario fue realizado por la reconocida diseñadora española Agatha Ruiz de la Prada.

La estrella internacional de la moda está desde el martes en nuestro país realizó una conferencia de prensa, donde explicó parte del proceso creativo para crear este vestuario, así como los desafíos a la hora de hacer vestidos amplios para la puesta y cómo fue trabajar a la distancia para esta producción.

Lo primero que Ruiz de la Prada dijo al llegar al escenario armado en el hall del Auditorio fue que era su segunda vez en nuestro país. La anterior había sido a fines de 2015 cuando brindó una conferencia en la Facultad de Arquitectura y un desfile en el Club Uruguay.

Agatha Ruiz de la Prada junto a los reyes de La Bella Durmiente
Agatha Ruiz de la Prada junto a los reyes de "La Bella Durmiente". Foto: Gentileza Auditorio del Sodre

“Estoy super agradecida al Auditorio del Sodre, porque cuando le mostré los diseños a Julio Bocca (entonces director del BNS) quedó sin habla. Pasaron los meses y no dijo nada, creo que es porque es un hombre muy serio y muy respetuoso, y él vio eso y dijo, ‘tengo que hacer esto y me quiero morir’, con estas pelotitas que hago yo”, dijo De la Prada, generando las risas de los presentes.

Es que lo que más ha destacado el vestuario de esta producción han sido ese detalle en los vestuarios. Miles de pelotitas componen cada uno de los trajes que se presentarán, siendo el favorito de la diseñadora, el de la reina.

“Entonces vinieron las del equipo de vestuario a verme, y tenían miedo, y cuando vieron los diseños quedaron muertas”, agregó. Es que a diferencia de los vestidos creados para las pasarelas “son unas señoras muy guapas y tal que dan unos pasitos para adelante y unos para atrás y se termina, tampoco hay que ser muy genio para hacer eso”, dijo “pero claro, un diseñador no tiene la oportunidad de ver sus trajes moviendose. Normalmente ves en la televisión a la chica salir y punto, y es muy emocionante, pero esto, que se te meta la música adentro, el vestuario en movimiento, la música, es el arte total”, dijo.

También dijo que su intención es llevar este ballet a todo el mundo, el Metropolitan de Nueva York, la ópera de Paris y el Teatro de Madrid. “Porque si digo que hice este ballet y no lo llevo allá, no me cree nadie”, dijo De la Prada, quien no perdió la sonrisa ni esa simpatía que irradian sus vestidos, siempre coloridos. Es que su paleta de colores tiene solo un color prohibido, el negro. Un color que se utiliza mucho en el ballet, y allí radica la gracia de esta diseñadora que espera no dejar indiferente a nadie con su espectacular vestuario diseñado exclusivamente para el BNS.

Tengo la mejor profesión del mundo, dijo De la Prada, “porque esto es cien veces más emocionantes que un desfile”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos