estreno

Una aventura en escena y otra en el mundo real

Cecilia Patrón presenta en El Galpón Presente señorita, de Dino Armas

Cecilia Patrón
Cecilia Patrón, en Presente señorita. Foto: Alejandro Persichetti

Mañana llega a la cartelera de teatro otra obra de Dino Armas, uno de los dramaturgos uruguayos más representados. Se trata de Presente señorita, una puesta que en clave de humor negro y paródico recorre un día en la vida de una maestra jubilada. Bajo dirección de Gianina Urrutia, la obra queda en cartel en El Galpón, los jueves a las 20.30. Tickantel, $ 380. El monólogo está interpretado por Cecilia Patrón, quien conversó con El País también sobre la escena montevideana y la televisión local.

“Dino Armas quería que yo la hiciera. Yo he trabajado mucho en obras de él, o sea que me llevo muy bien con el autor. Yo tengo más de 35 años de teatro, y nunca había hecho un monólogo. O sea que significaba un desafío, porque te obliga a seguir aprendiendo”, comentó Patrón.

El personaje de esa maestra le permitirá desplegar un juego de varios personajes. “Por ejemplo, ella está enamoradísima de José Artigas, y juega a ser Melchora Cuenca”, adelanta la intérprete, que compartirá el escenario con un trabajo de títeres, realizado por la compañía del original artista Ovidio Fernández. La obra transita múltiples temas que están en el tapete, desde la educación a la violencia doméstica. “Fue escrita ya hace unos cuantos años, y yo quería una directora joven, que aportara una visión joven. Y el planteo estético es tirando al grotesco, jugando con el absurdo. No fue un planteo naturalista”, indica Patrón, que se manejará en un entorno escénico que apuesta mucho al color y a lo exagerado.

La colaboración musical de Fernando Ulivi, según Patrón, es una banda de sonido como desmembrada. “Porque en realidad el personaje de Perla que está muy loca, y se va desdibujando en el correr de la obra. Y Ulivi aportó una música muy singular, con elementos muy reconocibles, como pueden ser esos sonidos de la campana del recreo, los niños jugando, las tizas, los pizarrones. Pero desde esa cosa desestructurada que tiene el espectáculo”.

Patrón es una actriz que ha participando en decenas de espectáculos, recorriendo desde la Comedia Nacional hasta los elencos independientes. Y ha transitado un rango enorme de autores, desde los grandes títulos del teatro universal hasta los escritores uruguayos contemporáneos. Desde esa perspectiva, hoy ve a la producción teatral local bien cambiada con respecto a cuando egresó de la Emad. “Hoy en día hay como una inmediatez, de la que yo no estoy a favor. Hoy la gente no hace una obra de teatro, hace cinco. Y entonces los teatros son como un supermercado. Me acuerdo que Taco Larreta me comentaba, al final de su carrera, que en su camarín todo el mundo iba y dejaba cosas. Claro, porque ahora un camarín lo compartís con muchas obras. Entonces no tenés ese espacio, que para mí como actor tenés que tener, para llegar y prepararte”.

“Yo soy actriz, me gusta actuar, hacer cine, televisión. Por suerte ahora voy a participar en una coproducción para una película que va a dirigir Federico Veiroj, El cambista, un muy buen guión policial, que va y viene en el tiempo, y tiene escenas ubicadas en la época de la dictadura, con todo un tema de corrupción de fondo. Es una coproducción entre Argentina y Uruguay: por lo tanto los actores uruguayos hacemos los papeles secundarios, y los argentinos son los protagonistas. Yo voy a hacer de la madre del personaje de Dolores Fonzi. Es un personaje muy pequeñito, pero estoy muy feliz: la semana que viene empezamos el rodaje, acá en Montevideo”, afirma.

La actriz tuvo un período de fuerte actividad en la televisión uruguaya, pero esos son tiempos que no se han vuelto a repetir. “Creo que los actores tenemos un gran problema, y es que acá no hay televisión, como puede pasar en Argentina o en Brasil. Y en esos países, los actores de teatro también pueden trabajar bien en cine y televisión. Ellos tienen todo eso”.

“Yo tuve la gracia de tener en un momento trabajo en televisión: en Canal 4 hicimos todo un ciclo, que fue como desde 1999 a 2004. Y ahí hicimos una tira, escrita por Franklin Rodríguez, A cara o cruz. Luego hicimos El año del dragón, que yo fui la protagonista, y después con Constructores. Fueron varias telenovelas de Canal 4”, evoca la artista.

“Pero eso tuvo un final. Después hice la conducción de un magazine, en Canal 10. Se llamaba La tarde: lo emitía Canal 10 pero era una producción particular. Pero no me sentí bien con el entorno: como un mundillo feo. Y quedé quemada con leche: porque la televisión es jodida. Lamentablemente, cuando terminé lo de la televisión me tuve que buscar un trabajo formal. Ahora hace 11 años que soy la secretaria de la dirección del Hospital de Traumatología. Que no tiene nada que ver con la actuación”, remata la intérprete.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º