Teatro

La más apasionada y el más descarado

Dos unipersonales: Estela Medina y Jorge Esmoris animan la cartelera de teatro del caluroso enero

Jorge Esmoris
Jorge Esmoris. Foto: Difusión

El teatro unipersonal sigue creciendo, y 2018 arranca fuerte en ese terrno. El 12 de enero a las 21.00 en Undermovie, Jorge Esmoris regresa con su espectáculo Sobrewater, en el que el histriónico intérprete se luce tanto en términos actorales como de guión. El show, que se subtitula "Una mirada sanitaria desde el más acá", quedará en cartel viernes y sábados a las 21:00. Las entradas se venden en la sala (en Montevideo Shopping) a $ 425.

Sobrewater es un monólogo donde se pasa revista a la condición humana y por tanto al ser humano de estos tiempos, y a la forma en cómo afronta las diferentes vicisitudes a las que es sometido. Analizar la existencia no sólo es una gimnasia intelectual, a veces un tanto olvidada hoy en día, sino también una fuente de humor y un antídoto a todos los convencionalismos políticamente correctos. En ese aspecto, el humor de Esmoris sabe mantener su eficacia sin perder profundidad, citando a los más grandes escritores y filósofos de la humanidad, y jugando con ellos mientras se los coteja con la vida cotidiana.

En la otra punta del código escénico está el unipersonal que la gran actriz Estela Medina hará en enero, en la Sala Principal del Solís. Se trata de Solo una actriz de teatro, que se verá el viernes 26, sábado 27 y domingo 28 a las 21.00. Sobre texto de Gabriel Calderón, y con dirección de Levón, la obra plantea una dinámica de distintos niveles de ficción. En escena se presenta Medina, quien se supone que ha sido invitada a dar una conferencia en España sobre su maestra Margarita Xirgu, la célebre trágica catalana. Sin embargo, Medina no llega a la cita y una servidora de escena la remplaza entreteniendo al público que espera la llegada de la intérprete.

Desde esa situación se va desenvolviendo una secuencia de rotación de roles, en la que Medina salta de ser ella misma, a ser su maestra, y luego la asistente de escena. También pasa de ser la mujer de hoy a la joven estudiante que entabló un entrañable trato con Xirgu en la naciente Escuela Municipal de Arte Dramático, allá por 1949. Más allá del notable desempeño en escena de la actriz, el trabajo cuenta con testimonios autobiográficos de la intérprete, lo que permite viajar a los años 40 y 50, para vivir los entretelones de las clases de teatro en aquel Montevideo rebosante de cultura, respecto y educación. Entradas en Tickantel, a $ 500.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)