Germán medina

Un año redondo para uno de los grandes del humor local

Germán Medina cierra mañana su unipersonal y adelanta varios proyectos

Germán Medina: humor y observaciones en el Undermovie. Foto: Difusión
Medina se presenta mañana en el Movie con la última función de "8 años de Stand Up". Foto: Difusión

Con la función que dará mañana a las 21.00 en el Teatro Movie, Germán Medina dará por terminado su espectáculo 8 años de Stand Up (dice que no es bueno para ponerle títulos a sus espectáculos) que presentó el año pasado, agotando localidades.

Se trata de un año redondo de este comediante que participó en el carnaval con la Revista House y tendrá varios espectáculos más este año, además de las clases de stand up que dictará junto a Pablo Magno.

Medina todavía se acuerda de sus comienzos, “me iba muy mal”, reconoce y agrega que ese resultado se dio principalmente porque “no estaba seguro de lo que estaba haciendo”. Desde esas primeras ocho funciones pasó mucho tiempo y actualmente Medina es uno de los grandes del stand up local, presentándose primero con la agrupación Estos y después en solitario.

Este es el segundo unipersonal que hace Medina, donde acompañado por un micrófono habla durante una hora y media. “Yo venía haciendo espectáculos con compañeros, pero este es el segundo espectáculo en solitario después de siete años”, dice Medina, quien agrega que ya no hablará del tupper, uno de los momentos más divertidos de su espectáculo anterior. “Digo que no hablo más del tupper, porque la gente que va es seguidora y así digo que el espectáculo que van a ver es nuevo, o por lo menos diferente a lo que vieron”. Es que el humor de Medina es sobre cosas que nos identifican a todos, por eso en este espectáculo hablará de ser padre “lo que ahora ocupa mi tiempo”, también del “pobre mental, el uruguayo sacando una ventaja en todos lados y mostrar cómo es en el exterior”, agrega. Elementos que nos identifican a todos como sociedad, por eso Medina aclara que no le habla a ningún estrato social, “somos pobres como uruguayos intentando sacar una ventaja en todo”.

Germán Medina sostiene que el stand up le cambió la vida. Foto: F. Ponzetto
Medina tiene un año con varios proyectos en solitario y junto a su esposa Lucía Rodríguez. Foto: Archivo

Pero el año de Medina tiene varios proyectos más. En abril regresa con el espectáculo Estos (junto a Pablo Oyenard, Pablo Magno, Seba González y él), que llega a la quinta temporada. Todos los años abordan una temática distinta y ésta será sobre el trabajo en general. También en el Movie vuelve con El y ella y un bebé, que protagoniza junto a su esposa Lucía Rodríguez y llegará también en abril.

En la segunda mitad del año estrenará su nuevo espectáculo, que no tiene nombre todavía pero ya se está escribiendo. Será en una sala más grande que el Teatro Movie, aunque no puede dar nombres todavía, sí adelanta que se estrenará en setiembre y será un show nuevo con “pila de cosas distintas de las que vengo haciendo, no solo en la temática, también en el montaje del espectáculo. Una sala tan grande amerita otra producción”, dice Medina.

Además dará clases de stand up. “A veces suena raro enseñar a hacer reír, es un taller junto a Pablo Magno y lo que intentamos es tratar de arrimarle a los alumnos las herramientas más comunes para escribir un cuento y después representarlo en el escenario”, dice Medina.

—El año pasado parecía que ibas a hacer murga con Momolandia y al final regresaste a la revista House.

—Lo de Momolandia surgió para hacer algo diferente, aunque no dieron los tiempos con el laburo y no dio. Volví a House que es un lugar que me permite hacer lo que me gusta.

—Además trabajaste con tu esposa, Lucía Rodríguez.

—Sí eso es genial. Trabajar con ella hace que el trabajo salga más real y fluido. Porque cuando trabajas con una persona que no conocés, por una cuestión de respeto te ponés determinados límites. Trabajando con tu mujer, sabemos cuánto podemos aguantar y sale algo más real.

—¿Qué es la risa del público para un comediante?

—La risa de la gente implica una aceptación, y mi objetivo es intentar que las rutinas o los temas elegidos para hacer humor sean los más tangibles y cercanos a todos.

—¿Cualquiera puede hacer reír?

—Sin dudas. Creo que está en cada uno las expectativas, y es hasta terapéutico y hablas de cosas que te podían preocupar y podés transformarlas en humor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)