El teatrista genera expectativa con su “Comedia repostera”

Alfredo Arias estrenará dos piezas en Argentina

Quienes siguen la historia del teatro argentino saben muy bien quién es Alfredo Arias. Actor y director porteño, residente en Francia desde 1969, es uno de los artistas argentinos de mayor repercusión internacional, especialmente en Europa, donde es una de las figuras de referencia desde hace décadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alfredo Arias

En los próximos días, que muchos uruguayos viajarán a Argentina, al celebrado actor y director se lo podrá ver en dos obras. Se trata de Deshonrada y Comedia repostera, ambas en el Cultural San Martín, en Sarmiento 1551. La primera se estrenará el miércoles 8 de abril a las 20.30 horas, y sobre texto de Gonzalo Demaría la dirige el propio Arias, quedando en cartel los miércoles, jueves y sábados en ese horario.

En sus 90 minutos de duración, la obra plantea como la prolongación de una pesadilla, en la que una mujer es arrancada de su cama a las tres de la mañana para declarar por un delito que no conoce y ante un hombre que no es policía. Pero todo es legal. Ella, que alguna vez fue Fanny Navarro, estrella de cine, hoy es simplemente ex actriz del Régimen.

Pronto no quedará ni eso: cuando salga de ese interrogatorio saldrá loca, deshonrada, marcada en la frente para burla de público y colegas. Será escupida en la calle por los mismos que antes la esperaban en las puertas de cines y teatros para adorarla de lejos. ¿Cuál fue su delito? ¿Su amistad con Eva Perón? ¿Ser espía y delatora de los actores opositores al gobierno peronista? ¿Ser la amante de Juan Duarte? ¿Ser su asesina? Ahí está para descubrirlo, con sus métodos de cirujano de autopsias, un sujeto cuyo nombre es el último insulto de la velada: Gandhi.

Deshonrada se puede entender como un diálogo entre una maldita y un loco. En una única escena, como el vértigo de la situación lo pide, refleja en solo dos personajes un drama bien argentino. Es el del blanco o negro, el de la facción y la eterna revancha. Por eso no importa saber quién fue Fanny Navarro o quién el Capitán Gandhi, ni siquiera quienes fueron Perón y Evita o la Libertadora. Aquí se trata de personajes casi arquetípicos de la mitología histórica del país vecino. Los actores Alejandra Radano y Marcos Montes animarán este intenso texto.

Comedia repostera, por su parte, es un texto de Arias que él dirige e interpreta, junto a Alejandra Radano.

El argumento ubica al espectador en los albores de la televisión argentina, donde una cocinera presenta en un curioso programa en blanco y negro sus creaciones culinarias. Para poder hacerlo en vivo, tiene ya preparado el plato en varias etapas: mezcla de ingredientes, primer intento antes de la cocción y, luego, el resultado pasado por el horno o la cacerola. Por otro lado, existía su libro, la biblia de la cocina argentina, donde aparecían la torta barco, la calesita, el misal, la capilla, la bandera argentina o el costurero. También los platos salados sufrían transformaciones o mutaciones hacia objetos tales como abanicos o relojes. Estos platos se creaban con recetas exigentes y ambiguas. Para levantar un bizcochuelo, se aconsejaba 30 huevos, y al mismo tiempo un dosaje de levadura que quedaba al albedrío de la señora de la casa.

Arias invoca la memoria de la célebre cocinera y con ella recorre su recetario, al mismo tiempo que Petrona se permite aconsejarlo sobre los patéticos acontecimientos de su vida adolescente frente a una madre obsesiva y un padre indiferente, que retratan aquella sociedad de los 50. Luego de su estreno el viernes 10 de abril, queda en cartel los martes, viernes y domingos a las 20.30 horas.

Desde la vanguardia de los años 60 a la ópera

Alfredo Arias se inició en el Instituto Di Tella, donde hizo Drácula en 1966, y no mucho después arrancó su carrera internacional, en Nueva York y sobre todo en Francia, donde sorprendió fuertemente desde la escenificación de Eva Perón de Copi, en París.

Su destacada carrera transita también puestas en escena de ópera, como La carrera del libertino de Igor Stravinsky y Muerte en Venecia de Benjamin Britten, entre otras. Público y crítica lo han aclamado en títulos tan dispares como Las aves de Aristófanes en la Comédie-Française, Las criadas de Jean Genet, y Mortadela, la mujer sentada inspirada en la obra de Copi y protagonizada por su actriz preferida, Marilú Marini. Recibió el Premio Molière de Honor y el Premio Konex de Platino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)