ENTREVISTA CON GUSTAF

“Lo primero que soy es actor, antes que nada”

El notable humorista cierra su temporada mañana con un gran show en Landia

Gustaf
Gustaf. Foto: Fernando Ponzetto

Como cada año desde 2010, el humorista Gustaf despide el año con un show multitudinario, que tiene sobre el escenario al actor en solitario, y en la platea a cientos de espectadores. Esta función especial de Yo soy aquel será mañana sábado a las 21.00 en Landia Centro de Espectáculos, en Rambla Costanera, entre Av. Racine y Av. a la Playa. Entradas en Red UTS, a $ 580.

-¿Cómo va a ser tu show de despedida este año?

-Recordemos que Landia ahora es bajo las estrellas, que la carpa no está más, que es al aire libre. La platea tiene una capacidad para unas 1400 personas. Aunque la platea es más chica que la del año pasado, en el Centenario, igual es un evento grande. Tanto por el escenario, como por la tribuna, que es muy empinada. Como todos los años, va a haber un Dj, gente que va con disfraces, o con carteles, o la cara pintada. Y luego del show hay un after, mezcla de reunión y minibaile, celebrando la despedida del año.

-¿Sentís que con el correr de tu carrera te has puesto más nostálgico en los temas que tratás en tus shows?

-Bueno, en esa trilogía de mis últimos tres espectáculos conté historias personales, que me sirvieron de pretexto para conmover a la platea. En esos espectáculos había momentos que no eran de risa. Eran más de clima. Pero creo que se ha cerrado un ciclo en cuanto al guión. Ya estoy escribiendo cosas nuevas, que no tienen tanto que ver con la añoranza de la infancia. Pero eso también me permitió descubrirme en facetas actorales que no tenían que ver con hacer reír.

-¿Pensás ir más hacia el humor de actualidad?

-Mis últimos espectáculos han sido conceptuales, no han sido de actualidad, eso lo reconozco. Eso no quita que en un futuro no haga un espectáculo donde se toque el humor de actualidad. Lo que pasa es que vos podés hacer un espectáculo en febrero, con determinados temas de actualidad, y en setiembre ya no causa ningún efecto. Tiene ese riesgo.

-¿Tenés planes para televisión?

-Ya he tomado un año de descanso en cuanto a la televisión de canal. Hice más de 10 años ininterrumpidamente televisión, este año descansé, pero me gustaría volver. Me gustaría hacer desde ficción (que sé que es costosa de hacer en Uruguay), hasta un programa más como presentador, con una buena dosis de comedia. Puede ser un Late night show, o sacándole el Late, un night show, donde pueda meter un monólogo, ser conductor, entrevistador.

-¿Hay poco espacio para los artistas uruguayos en la televisión local?

-No sé, la televisión yo la enciendo cuando hay un partido de fútbol. Está siempre el deseo que haya más, sobre todo ficción, pero es costoso. Pedimos ficción pero sabemos que es caro llevarla a cabo. He visto intentos bien hechos, pero son como fogonazos. Tendría que haber una continuidad.

-¿Cómo es tu relación con el Carnaval?

-Siempre tengo propuestas todos los años, pero se me hace imposible encararlas, porque en enero me dedico a descansar de todo el trabajo del año, que es intenso. Tampoco lo tengo como una asignatura pendiente, estaría mintiendo si te digo eso. Pero me han invitado de todas las categorías: hasta propuestas de lubolos llegué a recibir. He recibido propuestas de murgas, de parodistas, de humoristas, de revistas. Las recibo año a año, y me halaga realmente. Pero no me da el cuero para hacer una temporada de tablados.

-Este año también estuviste en la película Otra historia del mundo...

-Sí, y me permitió eso que te decía, de explorar otras zonas actorales más allá de la comedia. Porque mi personaje era el malo de la película. César Troncoso era el bueno, y yo el vil, el restrero, el obsecuente. Para mí fue un gran desafío actoral. Y me quedé muy contento, y con ganas de más. Me gustaría desarrollar una trayectoria cinematográfica. Sacarme ese prejuicio que hay en cuanto a los que hacen comedia. Y encarar papeles que no tengan que ver con hacer reír. Pero claro que si alguien dice todo el tiempo ‘el humor salvará al mundo’, obviamente queda envuelto en todo ese tema de la comedia. Pero yo lo primero que soy es actor, antes que nada. Y el actor debe saber desenvolverse en todas las áreas.

perfil

Un talento que se autogestiona

Actor, humorista, locutor, presentador y guionista, Gustaf se formó en los años 90 con Luis Cerminara y Alberto Restuccia, y pronto fundó su compañía underground Teatrotrash, con la que transitó un estilo bien propio. También participó en numerosos espectáculos en diversas compañías locales, y en 2010 comenzó a presentar sus monólogos en un gran show de fin de año, cada vez en un escenario diferente. En 2010 llenó el Teatro de Verano, y luego siempre se presentó en grandes escenarios, incluyendo el Centenario, el año pasado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)