Streaming

Todo se vuelve más real con la ayuda de una pastilla

Se estrenó en Netflix Maniac, la serie que protagonizan Jonah Hill y Emma Stone

Jonah Hill y Emma Stone en "Maniac". Foto: Netflix
Tráiler de la serie "Maniac" ya disponible en Netflix

Desde ayer se encuentra en Netflix la serie Maniac, seguramente una de las producciones más interesantes estrenadas este año.

No es para menos teniendo en cuenta que detrás de esta serie de 10 episodios se encuentran los creativos de dos grandes series de los últimos años The Leftovers y True Detective, o sea, Patrick Somerville y Cary Fukunaga.

Y Maniac, que protagonizan Jonah Hill y Emma Stone tiene algo de esas producciones y otro poco de Black Mirror, Eterno resplandor de una mente sin recuerdos y Legion. Al igual que esas producciones, Maniac estira al máximo el género para lograr una serie sobre la condición humana.

Emma Stone y Jonah Hill, dos actores de cine que se pasan al streaming con "Maniac". Foto: Difusión
Emma Stone y Jonah Hill, dos premiados actores de cine que se pasan al streaming con la serie "Maniac". Foto: Difusión

“Hipótesis: todas las almas están en una búsqueda para conectarse. Corolario: nuestras mentes no tienen conciencia de esta búsqueda”. Esas líneas son parte del primer episodio de Maniac, y preparan al espectador para lo que vendrá. Una serie que podría definirse como dos personas que intentan superar sus problemas durante una prueba con drogas farmacéuticas. Aunque es injusto reducir Maniac solo a eso.

Los protagonistas y conejillos de india son Annie (Stone) y Owen (Hill), voluntarios para una prueba que intenta hacer lo que la terapia no puede, solucionar esos problemas que los definen. Y estas pueden curar desde una enfermedad mental a una ruptura amorosa.

Es que ambos tienen algunos problemas con los que lidiar. Annie ha estado en una espiral de duelo desde que se separó de su hermana, mientras Owen sigue siendo visto como el infante de una familia de clase alta, incluyendo un insoportable hermano y un padre que tiene el rostro de Gabriel Byrne. Siempre ninguneado por su familia (ni siquiera es parte del retrato familiar), el joven sabe que no es tomado en serio por nadie, salvo que lo puedan usar. Como cuando tenga que testificar para salvar a su hermano.

Annie y Owen son los conejillos de indias para un experimento farmacéutico que promete curar todos los males. Foto: Difusión
Annie y Owen son los conejillos de indias para un experimento farmacéutico que promete curar todos los males. Foto: Difusión

Aunque Owen está buscando una conexión, la que su hermano (quien es producto de su imaginación) le dice que tiene que encontrar. Y esa voz le dice que se tiene que inscribir en la prueba farmacológica.

Mientras, Annie tiene un trabajo como Friend Proxy, o sea la gente le paga para que sea su amiga por el día, para poder pagar su adicción a las píldoras. Ella se inscribe, pero para obtener más drogas.

Después de los episodios iniciales, Maniac cambia y mucho en su narración, tiempo y espacio. Así se saltan a los sueños compartidos de Owen y Annie, que es parte del tratamiento que dirige el Dr. Manterlay (Justin Theroux).

Cada episodio, de apenas 45 minutos, le permite al equipo creativo explorar los problemas centrales de Annie y Owen con diferentes ambientaciones y tonos. En un episodio, son una pareja de Long Island en los años 80 que intenta robar un lémur, donde lo que sucede parece salido de la imaginación de los hermanos Coen. En otro asisten a una sesión de espiritismo en los años 40, reproduciendo el diálogo y los ritmos característicos de una película de misterio de esos años.

Uno de los puntos fuertes de esta serie es el diseño de producción. El mundo que plantea Maniac es a la vez futurista y retro. Por ejemplo, el centro de prueba se parece a la nave de Alien, mientras la tecnología parece salida del cine de los años 80, estéticamente es una mezcla de David Cronenberg y Terry Gilliam.

Una serie atrapante que habla de las relaciones humanas y esa conexión que buscan los protagonistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º