Crítica

Verónica Castro se burla del estereotipo en su nueva serie

La casa de las flores, una comedia negra de Netflix que es un furor en las redes

Verónica Castro. Foto: Javier Ávila/Netflix
Verónica Castro. Foto: Javier Ávila/Netflix

Algo huele mal en la familia De la Mora y no se debe a los crisantemos o las rosas que son parte de la florería heredada por Virginia (Verónica Castro) y donde los aromas se mezclan con secretos y engaños. Tampoco se debe al cadáver de Roberta (Claudette Maillé) que aparece muerta (desde entonces la familia le dice “la colgada”) en el cumpleaños de Ernesto (Arturo Ríos), patriarca de la familia, amante de Roberta y padre de una niña, Micaela (Alexa de Landa).

Por ahí andan las cosas en La casa de las flores, una nueva producción de México para Netflix que es, además, de las mejores series latinas de este año. Con su a combinación de comedia negra que aborda distintos temas de la diversidad sexual con toques de telenovela consigue una historia muy entretenida, dinámica y audaz.

La miniserie, de 13 episodios por su estructura y forma de narrar, hace recordar a Amas de casa desesperadas aunque con un tono mucho más oscuro en las temáticas y más graciosa en su resultado. Sin dudas una de las series del año.

Ese olor feo en los Mora viene de otro lado: de los valores que esta familia acomodada y con aires moralistas intenta mostrar al exterior, ya sean amigos y clientes. Hay una reputación que cuidar y nadie, ni nada, se interpondrá en eso. Esto, en parte es un guiño a la carrera de Castro, quien ha resurgido con esta producción que es la tercera mexicana para Netflix (las otras fueron Club de cuervos y la exitosa Luis Miguel: la serie). La estrella ha conservado, a través de su carrera, los valores cristianos, conservadores, moralistas y también clasistas de México en sus telenovelas. Aquí interpreta a una mujer que fuma marihuana, tiene una relación con un hombre que no es su marido y abandona a su familia. La casa de las flores es tanto una serie y una reinvención de la Castro que se deshace de sus tradicionales personajes un tanto mojigatos.

Una vez que el cuerpo de Roberta aparece en escena comienzan a aparecer secretos de los demás integrantes. Es que no solo Ernesto guardaba secretos, Virginia esconde entre sus plantas con esas flores que se fuman; Julián (Dario Yazbek Bernal) es gay y está en pareja con desde hace cinco años con Diego (Juan Pablo Medina), quien encima es el asesor financiero de la empresa familiar, aunque no se ha animado a salir del clóset (lo hará al ritmo de Alaska y Dinarama); por eso continúa saliendo con Lucía (Sheryl Rubio Rojas) quien quiere ser parte de la familia por el estatus y el dinero con el que viene la relación.

La casa de las flores
Va el trailer de "La casa de las flores", la comedia con Verónica Castro

También Paulina (una fantástica Cecilia Suárez) guarda un secreto detrás de esos vestuarios andróginos y ese encantado acento lento y pausado que ha sido un furor en las redes sociales (se creó un challenge en Instagram donde los espectadores imitan la característica cadencia al hablar de Paulina). Ella conocía todos los secretos de su padre, además de esa familia paralela y el negocio de su padre.

“Ahora sí la Roberta resultó una verdadera aguafiestas”, dice Paulina en el primer episodio, un personaje que logra darle tonos de comedia negra a la tragedia. Como también lo hace la pequeña Micaela, quien resume su historia con la frase: “Todo empezó cuando mi mamá me dijo que me tenía una sorpresa. Pero la sorpresa era que se había colgado en la florería de la esposa de mi papá”. Es que en La casa de las flores, la comedia y la tragedia se combinan de una forma dinámica y divertida.

Es que además de una florería, había un cabaret llamado La casa de las flores, que si bien tuvo sus años de esplendor, ya no atrae público. Ahora está lleno de drag queens que cantan, bailan y actúan algunas canciones clásicas de Verónica Castro.

Toda una retroalimentación de la cultura televisiva mexicana, donde Castro es tanto personaje como protagonista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º