STREAMING

"The Crown": Hoy se estrena la tercera temporada de una serie real

A partir de hoy se podrá ver la nueva temporada de "The Crown" en Netflix; antes del estreno, un repaso de cómo seguirá la historia real

Olivia Colman en "The Crown". Foto: Netflix
Olivia Colman en "The Crown". Foto: Netflix

Un día frío de noviembre del año pasado, los nuevos miembros del reparto de la serie de Netflix The Crown se acomodaron en sofás dorados y sillas de terciopelo carmesí de una suntuosa sala de estado en Wilton House, una casa señorial del siglo XVI que representa al Palacio de Buckingham. Era un ensamble preciso: sentados estaban la reina (Olivia Colman), el príncipe Felipe (Tobias Menzies), Lord Mountbatten (Charles Dance), la princesa Ana (Erin Doherty) y el ayudante de la reina, Michael Adeane (David Rintoul); y de pie detrás de ellos, el príncipe Carlos (Josh O’Connor). Como la figura en la pintura de una familia aristocrática de Van Dyck que cuelga detrás de él, Charles es una figura solitaria y aislada, estableciendo el tono para un episodio en el que está obligado a abandonar la universidad en Cambridge e ir a Aberystwyth para aprender galés, en preparación para volverse Príncipe de Gales.

Con su ingenioso entretejido de historia británica y angustia doméstica, la escena es clásica de The Crown. Creada y escrita por Peter Morgan, la serie pasó dos aclamadas temporadas explorando la política y las costumbres sociales de la nación a través del prisma del reinado de Isabel II, mientras ofrecía una visión voyeurista de las vidas detrás de la impasible fachada de la familia real.

La esperada tercera entrega de The Crown se estrena hoy en Netflix, y mucho será conocido: los detalles históricos exactos, los suntuosos interiores palaciegos y las casas señoriales. Pero habrá una gran diferencia: la plantilla fue remplazada para las temporadas tres y cuatro.

Es la primera manifestación de lo que ha sido el plan del programa desde el principio: cambiar a Isabel, Felipe y otros miembros de la realeza para reflejar mejor el paso del tiempo.

“El máximo de lo que se puede creer que un actor envejece es de unos 20 años”, dijo Morgan. “Desde el principio, decidimos que si continuaba, cambiaríamos todo cada dos temporadas”.

Como para remarcar eso, al abrir la temporada, la Reina revisa su imagen en un nuevo sello junto al anterior, que muestra el perfil de Claire Foy, quien interpretó a Isabel hasta ahora. “Muchos cambios, pero ahí estamos”, dice Isabel. “La edad rara vez es amable con alguien”.

El intercambio también es una especie de apuesta para una serie que logró una aclamación entusiasta para sus actores principales, en particular Foy, que ganó un Premio del Sindicato de Actores y fue nominada para un Emmy. Pero Morgan y sus productores encontraron una apuesta bastante segura en Colman, a quien el público británico adora y que el año pasado ganó un Oscar por su interpretación de otra reina inglesa (Ana) en La favorita. Pero hubo un reparo: Charles Moore, biógrafo de Margaret Thatcher, escribió que la “cara claramente izquierdista” de Colman la hacía inadecuada para el rol.

“Olivia tiene una comprensión similar e increíblemente intuitiva del papel, y una quietud que tiene Claire”, dijo Suzanne Mackie, productora ejecutiva de la serie. “Se sienten como mujeres comunes, que de alguna manera deberíamos conocer, pero a medida que se convierten en soberanas, se vuelven desconocidas y distantes”.

Colman, quien interpreta a una monarca más experimentada con un tono más frío y confiado, dijo que estaba tratando de no pensar en seguir los pasos de Foy. “Soy una gran admiradora. Claire estuvo impresionante en el papel”, dijo. “Pero simplemente sigues adelante”.

Ben Caron, director y productor ejecutivo de la serie, contó que todo había sido “bastante aterrador” para el nuevo elenco. “No solo tienes el fantasma de la vida real del personaje, tienes el fantasma del actor anterior”, dijo.

Helena Bonham Carter, quien remplazó como la princesa Margarita a Vanessa Kirby, se hizo eco de ese sentimiento. “Lo primero que pensé fue que no me parezco mucho a Margaret, y definitivamente nada a Vanessa”, dijo en una entrevista telefónica. “Soy aproximadamente un metro y medio más baja y medio metro más ancha. Pero no parecía importarles“.

A veces había problemas más prácticos con los cambios de reparto. La producción inicialmente intentó usar lentes de contacto y efectos especiales para cambiar los ojos marrones de Colman y Bonham Carter a azules, como los de Foy y Kirby. “Pero no parecía que fueran las actrices que amamos”, dijo Caron. “Gran parte de su trabajo es a través de la expresión facial sutil, así que decidimos saltearnos eso”.

The Crown es históricamente precisa y también, claramente, ficción. “No es un documental”, dijo Morgan. “Pero trato de hacer que todo sea lo más veraz posible, incluso si no puedo saber qué es completamente exacto”.

O como Erin Doherty, quien da una interpretación mordaz de la joven princesa Ana, comentó: “Después de un tiempo tienes que dejar de pensar en quiénes son, debes aceptar que somos la familia real de Peter Morgan. “

The Crown se concibió para seis temporadas -cada una abarca aproximadamente una década de la vida de Isabel como monarca-, y es la interpretación particular de Morgan de la época de cada temporada lo que le ha dado a la serie su mezcla distintiva de lo personal y lo político. Lo que es diferente ahora es que “ha pasado de ser una historia sobre una mujer que encuentra su camino, navegando con su pareja, a una mujer en el corazón de un drama familiar”, dice Morgan. “Miro Los Soprano o Sucesión y pienso que son solo versiones diferentes de lo que estamos haciendo”.

serie

¿Cómo será la tercera temporada?

La temporada tres comienza con la elección de Harold Wilson y un gobierno laborista en 1964, y termina con las celebraciones del jubileo de plata de la reina en 1977.

A lo largo del camino, abarca momentos monumentales a nivel mundial, como el alunizaje de 1969, con eventos nacionales menos conocidos (la horrible avalancha de desechos de carbón en Aberfan en Gales, que mató a 116 niños y 28 adultos); intriga política (huelga de mineros de 1973-1974), y drama familiar, incluida la ruptura del matrimonio de la princesa Margaret con Lord Snowdon y el frustrado romance del príncipe Carlos y Camilla Shand.

Aunque todos los episodios pasan por la reina, otros se centran en la princesa Margarita, y la última parte de la serie le da un peso considerable al joven príncipe Carlos, retratado con simpatía por Josh O’Connor como un joven sensible e inseguro en desacuerdo con los imperativos implacables del comportamiento real.

“Hay una cuestión moral difícil en el centro de su vida”, dijo O’Connor. “Ser un rey en espera significa esperar a que su madre muera”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)