STREAMING

¿Cómo es "Succession", la serie de HBO que se consagró en los últimos Globos de Oro?

La ganadora a mejor serie dramática y a mejor actor de serie dramática en los Globos del domingo, es señalada como la sucesora de "Game of Thrones"

"Succession", la serie de HBO. Foto: Difusión
"Succession", la serie de HBO. Foto: Difusión

"Logan Roy. Nacido en Dundee, Escocia, hace 80 años. Creció en Quebec con un tío que tenía una imprenta y unas vallas publicitarias, y una tía con ganado. Logan se ha ganado la vida por su cuenta estos 60 años. El quinto conglomerado de medios más grande del mundo. Amigo de primeros ministros, confidente de presidentes. Es riguroso, astuto y siempre cumple con su palabra”. Así es presentado, brindis de por medio a cargo de su asesor legal, el personaje central de la serie de HBO que el domingo fue coronada por los Globos de Oro: Succession.

Brian Cox, quien le da vida a Logan Roy, se llevó el primero de los dos premios que Succession consiguió en la 77° ceremonia de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA por su sigla en inglés), como mejor actor de serie dramática. La serie en sí ganó como mejor drama, por sobre competidoras de peso y, en un par de casos, popularidad: Big Little Lies, The Crown, Killing Eve y la apuesta de Apple TV, The Morning Show.

El actor Brian Cox con su Globo de Oro por "Succession". Foto: Reuters
El actor Brian Cox con su Globo de Oro por "Succession". Foto: Reuters

Al final de la gala fue, junto con la comedia británica Fleabag y Chernobyl, sobre el desastre nuclear de 1986, la más ganadora de las ficciones de tevé.

Su consagración fue una de las sorpresas que dejó la última edición de los Globos de Oro, pero por inesperada y no por inmerecida. Estrenada en 2018 y con dos temporadas disponibles en HBO Go, Directv Go, Cablevisión Flow y NSNow, Succession de repente parece ser la heredera de Game of Thrones (en cuanto a relevancia para la cadena televisiva) que nadie vio venir. Muy lejos del fenómeno de popularidad que fue la historia épica basada en la saga literaria de George R. R. Martin, este drama intrafamiliar que tiene como eje a un congolmerado de medios de comunicación y a una familia millonaria y ambiciosa, le dio a HBO su cuarto Globo de Oro a mejor serie de drama en la historia. Antes lo habían conseguido Los Soprano en 1999, Six Feet Under en 2001 y Boardwalk Empire en 2010. GOT acumuló cinco nominaciones para esa categoría: nunca ganó.

El elenco de "Succession" tras ganar los Globos de Oro. Foto: Reuters
El elenco de "Succession" tras ganar los Globos de Oro. Foto: Reuters

Creada por el británico Jesse Armstrong y con el oscarizado Adam McKay (La gran apuesta) como uno de sus productores ejecutivos, tiene un promedio de aprobación del 92 por ciento de la crítica y el público, según el sitio Rotten Tomatoes. Armstrong ganó un Emmy por el guion del último episodio de la primera temporada; la segunda, al igual que su antecesora, consta de 10 capítulos de una hora. Y la crítica la aclama.

“Es el éxito dramático de una de las mejores horas de la televisión, una mirada abrasadora, divertida y dolorosamente verdadera a la riqueza, el poder y la familia, que es más ágil cuando puede ser emocionalmente resonante, sin que esperes que lo sea”, dice The Hollywood Reporter. “En muchos aspectos, Succession es como si Juego de Tronos y Veep hubieran tenido un hijo que viaja en helicóptero y viste jerséis carísimos. Y que nos ha regalado 10 de las mejores horas que hemos vivido en las últimas 10 semanas”, publica El País de Madrid sobre la segunda temporada. Todo así.

El entusiasmo variará según el gusto del espectador, pero Succession es buena y no se puede negar. Quizás los Globos de Oro sean el impulso que precisaba para trascender fronteras.

la trama

Los Roy, qué familia

Logan Roy es el mandamás de Waystar/Royco, un conglomerado que a la vez es una familia (la suya, claro) y que, por un lado, abarca “cuatro continentes, 50 países y tres divisiones: entretenimiento, noticias y resorts”, se nos dice en el piloto. Por otro, incluye a los cuatro hijos de Logan —Shiv (Sarah Snook), Kendall (Jeremy Strong), Connor (Alan Ruck) y Roman (Kieran Culkin, también nominado a estos últimos Globos de Oro—; a la esposa actual, Marcia (Hiam Abbass); a un sobrino nieto que llega medio de sorpresa (Nicholas Braun) y a un montón de agregados. Cualquier similitud con Rupert Murdoch no es pura coincidencia.

Succession arranca con un esperado anuncio de Logan, que aparentemente iba a retirarse y tenía a su hijo Kendall ya empoderado como sucesor, pero termina cambiando de opinión y reestructurando la empresa. Una suma de decisiones que desconcierta a sus herederos desencadena unos primeros hechos que derivan en una internación suya, que sacude fuerte a la empresa, económicamente hablando. Y con tanto lío, cada uno de los Roy dejará ver lo peor de sí.

El drama alterna muy bien con los pasajes de comedia, sátira y absurdo, para pintar un núcleo familiar que carece de escrúpulos cuando de millones de dólares y cargos de poder se trata. Lo emocional está reñido con esa lucha de egos que la televisión tantas veces ha mostrado, así que en ese sentido, esta es una serie clásica, de enredos y manipulaciones, de hostilidad y personas desagradables que igual cautivan. Su destaque no tiene que ver con la originalidad de la historia sino con buenas actuaciones, con un tono mordaz y con cierto realismo en la filmación (cámara en mano, zooms y movimientos bruscos), decisiones que nos ponen a espiar desde la intimidad y el morbo, a estos Roy. Que son terribles y que ahora también reinan en los premios.

ficción y realidad

El parecido de la serie con el clan Murdoch

En enero de 2018, el magnate de medios Rupert Murdoch, en plenas vacaciones con su cuarta esposa, se cayó en un yate, se golpeó y quedó severamente lesionado. Con 86 años, el hombre logró recuperarse, pero cuando estaba todavía internado, sus seis hijos comenzaron una disputa por ver quién pasaría a controlar sus empresas ante una eventual muerte.

El australiano de 86 años es el principal accionista de Fox News y fue dueño de 21st Century Fox (hasta que se concretó la venta a Disney), y su historia tiene evidentes vínculos con la del clan Roy que muestra Succession. ¿Casualidad? Para nada: el creador de la serie tuvo anteriormente un proyecto llamado Murdoch, que justamente se centraba en la discusión, en un cumpleaños, sobre el sucesor del empresario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)