ESTRENO

¿Cómo es "Sombra y hueso", la nueva serie de fantasía que llega este viernes a Netflix?

Se estrena en la plataforma de streaming la primera temporada de esta serie de aventuras basada en el universo literario de Leigh Bardugo

Imagen de la serie "Sombra y hueso". Foto: Difusión
Imagen de la serie "Sombra y hueso". Foto: Difusión

Las series de televisión suelen tener un episodio piloto donde se presenta el escenario y se adelantan algunas características de los personajes y algo de la forma y el contenido para que el público se vaya familiarizando. Claro que Netflix (o HBO) no necesita captar al espectador cada semana para mantener la serie al aire, y por eso suele tomarse su tiempo para presentar la información importante.

Esto puede resultar un problema para los espectadores, quienes tienen que seguir a personas, lugares y mitologías que no se entienden desde el inicio. Eso pasó con la entreverada The Witcher, y ahora sucede igual con Sombra y hueso, la nueva serie de fantasía que se estrena hoy en Netflix.

El País ya vio los ocho episodios de la temporada, y, la primera conclusión es que hay que darle un par de episodios para comenzar a entender parte de este universo.

La serie comienza de lleno, sin introducción, ni explicaciones sobre quién es quién, ni porqué hay una niebla oscura llena de peligros que divide el reino de Ravka, donde habitan los Grisha.

Imagen de la serie "Sombra y hueso". Foto: Difusión
Imagen de la serie "Sombra y hueso". Foto: Difusión

Hay mucho vocabulario con el que ponerse al día, aunque también están las preguntas más importantes que tampoco tienen respuesta. Por ejemplo, contra quién es la guerra en ese reino donde hechiceros conviven con humanos.

Capaz que ayudaría entrar al mundo de Sombra y hueso, haber leído las novelas de la escritora israelí Leigh Bardugo. Funcionaría como un manual para intentar armar el puzzle que creó el showrunner de la serie, Eric Heisserer, nominado al Oscar por (la también entreverada) La llegada, y con crédito en Netflix por el guion de Bird Box.

Imagen de la serie "Sombra y hueso". Foto: Difusión
Imagen de la serie "Sombra y hueso". Foto: Difusión

Acá, no solo utiliza la novela que le da título a la serie, también otras historias de ese mismo universo de Bardugo. De esta forma se logra mostrar un mundo parecido pero distinto al nuestro, con historias paralelas que se irán uniendo, al mejor estilo Game of Thrones.

En ese universo que parece salido de la antigua Rusia y donde habitan “hechiceros” llamados Grisha está Alina Starkov (Jessie Mei Li), una cartógrafa joven y huérfana, quien se desvive por su amigo de la infancia, Malyen “Mal” Oretsev (Archie Renaux), quien se desempeña como “rastreador”, y es muy bueno en su oficio.

Los jóvenes son parte del llamado Primer Ejército de Ravka y tienen una misión suicida: atravesar la niebla. Claro que cuando su expedición es atacada en la oscuridad por los monstruos que viven allí, los Volcra, Alina demuestra que no es una chica común.

El presentar a una joven de apariencia normal que demuestra no ser nada corriente y es responsable de la solución a los problemas, es todo un subgénero dentro de la literatura fantástica adolescente. Y Alina integra ese tópico literario que ha sido llevado a la televisión y el cine en el que también están Katniss Everdeen de Los juegos del hambre, Beatrice Prior de la saga Divergente, Bella Swan de Crepúsculo o Clary Fray de Shadowhunters, entre otras.

Imagen de la serie "Sombra y hueso". Foto: Difusión
Imagen de la serie "Sombra y hueso". Foto: Difusión

Una serie política y feminista

Si bien es una historia de fantasía y cargada de aventuras, Sombra y hueso también es una serie política y feminista. Así, ese muro creado hace siglos por un antiguo hechicero que divide al reino, es usado por los distintos bandos para su beneficio. Mientras que Alina no es una narradora pasiva, no se queda esperando que venga el caballero andante a su rescate, y toma decisiones -algunas buenas y otras no tanto- para crear su propio camino.

Y como es de esperar, el don de la joven atraerá la atención de la elite de ese mundo. En especial del general Kirigan (Ben Barnes), un Grisha, líder del Segundo Ejército, con poderes bastante impresionantes.

Imagen de la serie "Sombra y hueso". Foto: Difusión
Imagen de la serie "Sombra y hueso". Foto: Difusión

En paralelo a esta trama central se desarrollan dos historias más. Hay una carismática banda de ladrones liderada por el astuto Kaz Brekker (Freddie Carter), quien parece salido de Peaky Blinders y está planeando cómo hacer para cruzar la niebla y realizar el atraco de sus vidas; y también está Nina, una joven Grisha que tiene el don de curar y terminará prisionera del enemigo.

Estas historias, junto a la de Alina se irán mezclando con los capítulos, pese a que sus historias parecieran no tener puntos de unión. Y claro que los tiene.

Si bien es cierto que esta primera temporada tiene historias que parecen no ir a ningún lado o que toman su tiempo para combinarse, una vez que las piezas están en su lugar, se llega a un clímax satisfactorio.

Más allá de los buenos efectos especiales, decorados, vestuario y ese rico universo literario en el que se sostiene, la fuerza de Sombra y hueso radica, como toda buena historia fantástica, en sus personajes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados